Los Palmeras en el Obelisco hicieron bailar a más de 160 mil personas

Los Palmeras en el Obelisco. La legendaria banda tropical, acompañada de la Filarmónica y el Coro provincial, hicieron delirar a una multitud y marcaron un hito para la cumbia santafesina.

Este domingo la ciudad de Santa Fe convalidó el título que legítimamente tiene ganado hace años: ser la capital nacional de la cumbia. Y lo hizo a través de Los Palmeras, quienes juntos a la Filarmónica y el Coro Provincial hicieron bailar a 160.000 personas en el corazón de la ciudad de Buenos Aires, más precisamente en Diagonal Norte y la 9 de Julio, con el Obelisco como fondo de escenario.

La de este domingo fue la fecha final de una gira que nació en 2018 en el marco de los 45 años de trayectoria de la legendaria banda de cumbia santafesina. Hubo una presentación en Rosario, el 1° de octubre pasado, en el Parque “Héroes de Malvinas”; luego una en la Santa Fe natal del grupo, con el Puente Colgante de telón de fondo, el 8 de octubre; luego el tour llegó a Villa Carlos Paz, el 7 de febrero y otra vez Rosario el domingo 4 de marzo.

Los presentadores del espectáculo fueron dos rostros y voces conocidas de la ciudad: el conductor radial y televisivo Juan Manuel “El negro” Velásquez y la periodista y presentadora del noticiero de Canal 13, Gisela Vallone.

Hubo un solo momento en el que Marcos Camino, el acordeonista de Los Palmeras, le habló a la gente y fue para agradecer por lo que estaban viviendo y reconocer el apoyo del Gobierno de la provincia a esta iniciativa de llevar la música santafesina más allá de la ciudad y de la provincia. “El recorrido por el país que está haciendo esta embajada santafesina se la debemos a un gran proyecto que fue apoyado por el Gobierno de Santa Fe”, dijo el músico y pidió un aplauso para el gobernador de la provincia, Miguel Lifschitz.

“Gracias Buenos Aires, gracias Argentina. Más de 160.000 almas están acá esta noche, bailando al ritmo de Los Palmeras y varios millones no están viendo a través de los canales de televisión, escuchando a través de la radio, disfrutando de un espectáculo que es la revelación de la música popular de la Argentina, en este 2018, que convoca multitudes donde se presenta, como la que vemos aquí”, dijo el Gobernador en el escenario. Lifschitz destacó que esta es una música que “nos mueve, nos conmueve, nos llega al corazón, es la música popular que llega a todos los sectores sociales, que nos une a todos los argentinos”.

Pasadas las 21, y con El Parrandero, la música llegó a su fin. Lo que seguramente no habrá terminado, y seguirá perdurando por mucho tiempo son los ecos de la noche histórica en que los acordes que sonaron y se bailaron miles de veces en los barrios santafesinos, llegaron al Obelisco porteño.

Fuente: Diario Uno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *