Crisis: Macri echó a Aranguren de Energía y a Cabrera de Producción

Macri echó a Aranguren de Energía y a Cabrera de Producción. Tras el cambio en el Banco Central, anunciaron otras dos salidas y sus reemplazos: Javier Iguacel va a Energía y Dante Sica a Producción.

Tras pedirle la renuncia a Federico Sturzenegger en el Banco Central y reemplazarlo por Luis Caputo, para empoderar a Nicolás Dujovne como ministro de Hacienda y Finanzas, el Presidente decidió apartar de Producción a Francisco Cabrera, un histórico de la primera hora del PRO, y a Juan José Aranguren del Ministerio de Energía.

El hombre que reemplazará a Cabrera es el economista Dante Sica, ex secretario de Industria, Comercio y Minería durante la Presidencia de Eduardo Duhalde. Aranguren será reemplazado por Javier Iguacel, hoy Director de Vialidad.

La salida de Aranguren, llega un día después que terminara su participación en la cumbre del G20 de Energía, en Bariloche. Allí había expresado que todavía no estaba definido un nuevo aumento de las tarifas. “Nos enfrentamos con un doble objetivo que es actualizar las tarifas pero también bajar la inflación”, señaló.

El ministro, blanco de críticas en la opinión pública por cada aumento de tarifas, también había sido cuestionado porque mantenía su patrimonio en el extranjero. “Sigo teniendo mi dinero afuera. A medida que recuperemos la confianza en la Argentina regresaremos el dinero”, había dicho en una polémica entrevista en marzo.

Macri le transmitió la decisión a Cabrera el viernes, al cabo del encuentro que mantuvieron en la Quinta de Olivos, donde -junto a Elisa Carrió- anunciaron incentivos para las PyMEs en el marco del programa oficial “Exporta Simple”.

Concretamente, Macri le comunicó a Cabrera que será designado como Presidente del Banco BICE. Y, al mismo tiempo, que pretende sumarlo a su equipo de asesores con despacho en la Casa Rosada.

La salida de Cabrera es emblemática y un síntoma del momento del Gobierno: se trata de un íntimo amigo del Presidente que lo acompañó desde la primera hora en la Ciudad de Buenos Aires y que, como presidente de la Fundación Pensar, el Think Tank del PRO, ayudó a trazar buena parte de las políticas públicas que presentó en la campaña electoral que lo llevó a la Casa Rosada. También, como dirigente tuvo un rol clave en la recaudación de los fondos para la campaña.

A propósito de eso, dos integrantes del G7, tal como denominan en Balcarce 50 al flamante grupo de 7 dirigentes que conforman la nueva mesa chica de Macri, fueron los encargados de sentarse con Sica, con quien Macri ya se reunió hace un tiempo: el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta y la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal. Esta última, semanas atrás había cargado duro contra Cabrera, por entender que no había sido lo suficientemente rígido con la industria alimentaria para contener los aumentos de precios.

Fuente: Clarín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *