Mauricio Macri inauguró el año legislativo con el discurso más crítico de su carrera

El presidente Mauricio Macri brindó este martes 1° de marzo su primer discurso de apertura de sesiones ordinarias ante el Congreso de la Nación luego de asumir como presidente en diciembre de 2015.

El jefe de Estado dividió su discurso en dos tramos. El primero, el más enérgico y el que más polémica generó en el recinto, estuvo enfocado en realizar un pormenorizado racconto de la herencia recibida, donde planteó un escenario dramático en varias áreas, entre ellas las cuentas públicas, la seguridad, y la lucha contra el narcotráfico.

La segunda parte estuvo enfocada en la gestión. El mandatario revindicó como prioridades la lucha contra la pobreza y el combate contra el narcotráfico. Además fijó a la inflación como la principal enemiga de su política económica y adelantó que impulsará una reforma judicial.

Tensión y abucheos

La mayor tensión de los 60 minutos de discurso se desató cuando Macri acusó al kirchnerismo de promover la inflación como una política de Estado. Diferentes referentes de la oposición comenzaron a recriminar el mensaje del Presidente, quien pidió respeto por la voluntad popular.

“El modelo de inclusión social del que tanto habló el gobierno anterior nos llevó a la pobreza y a la exclusión. Nos encontramos con un país lleno de deudas. En estos años de vacas gordas no ahorramos, sino que nos comimos nuestro capital”, aseguró Macri ante el aplauso de los legisladores de su bloque, Cambiemos.

“Venimos de años en los que el Estado ha mentido sistemáticamente, confundiendo a todos y borrando la línea entre la realidad y la fantasía. La credibilidad y la confianza fueron destruidas. Encontramos un Estado desordenado y mal gestionado, con instrumentos rotos y falta de información. ¡Nos cuesta encontrar un papel”, exclamó el mandatario.

Somos un país próspero para los narcotraficantes. Según la Oficina de Naciones Unidas, la Argentina es el tercer país proveedor mundial de cocaína. El consumo ha crecido exponencialmente. Será tarea de la Justicia determinar si esto fue fruto de la desidia o de una complicidad”.

“Podría seguir todo el día, pero por respeto a los argentinos que nos están mirando voy a cortar acá. Pero me comprometo a publicar todos los datos, área por área, para que todos los argentinos sepan el Estado en que se encontraba el país en diciembre de 2015”.

“La inflación existe porque el gobierno anterior la promovió, creía que era una herramienta válida de política económica. Siempre estuvimos en contra de esa mirada. La inflación es perversa, destruye el poder adquisitivo de los más débiles, la confianza y la previsibilidad. Estamos convencidos de que la inflación va a ir bajando con el correr de los meses. Para ello fuimos reduciendo la emisión descontrolada de estos meses”.

“Dimos los primeros pasos para el sinceramiento del sector energético. Entendemos que esto afectó a muchos. Igualamos la situación entre la región metropolitana y el resto del país, y creamos una tarifa social para quienes realmente necesitan la ayuda del Estado”.

“Mucho se habló de la negociación con los holdouts, conocidos como buitres. Dependerá del Congreso si terminamos de cerrar este conflicto. Confío en que va a primar la responsabilidad de la retórica y juntos vamos a construir los consensos necesarios”.

“No nos olvidamos que hace un poco más de un año aparecía muerto el fiscal Nisman en circunstancias que son inciertas pero que de a poco empiezan a aclararse. Tampoco nos olvidamos de los argentinos que fueron víctimas del terrorismo. Por eso apoyamos la declaración de inconstitucionalidad del memorándum de entendimiento con Irán. Queremos saber qué ocurrió, por eso elevamos al rango de Secretaría de Estado la Unidad de Investigación de la Causa AMIA. Necesitamos verdad y justicia”, aseguró el presidente.

“Agenda del Siglo XXI”

La última parte del tiempo, Macri lo usó para trazar lo que llamó “agenda del Siglo XXI”. Le pidió al Congreso aprobar el compromiso que asumió el Gobierno sobre cambio climático en París y dijo que impulsará una ley para establecer la obligatoriedad de la educación desde los 3 años. Dijo que llevará Internet “hasta al pueblito más alejado”.

Prometió también la “devolución del IVA para los productos de la canasta básica alimentaria” y la ampliación de la Asignación Universal por Hijo”. En ese momento le hizo un guiño a Elisa Carrió, socia de su gobierno: “Al finalizar mi gestión quiero que todos los niños reciban una asignación, proyecto de la doctora Carrió”. Sobre los jubilados, adelantó: “Trabajaremos para normalizar lo pendiente y diseñar una respuesta al reclamo del 82% móvil“.

 

En el cierre de su discurso, Macri lanzó una arenga final: “Estoy abierto a recibir todas las reformas que necesitamos para darle lo mejor a cada uno de los argentinos”, dijo. Y concluyó: “A los argentinos nos han prometido mucho y nos han cumplido muy poco. Yo les digo que no les voy a mentir. Esta transformación no se hace de un día para el otro, sino que se llevan a cabo dando pequeños pasos todos los días”.

Un comentario sobre “Mauricio Macri inauguró el año legislativo con el discurso más crítico de su carrera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *