Melincué: familias evacuadas y obras contrareloj para frenar el agua

Melincué: familias evacuadas y obras. El panorama sigue siendo preocupante y personal del Ejército Argentino, Bomberos, Brigada Acuática, cadetes del Instituto de Seguridad Pública, vecinos, voluntarios y autoridades, luchan contra el tiempo para fortalecer todo el perímetro de la localidad, fundamentalmente la rotura del anillo de contención de la parte norte de la localidad, detrás del Hotel Casino, restaurado el martes.

Mientras se anuncian nuevas lluvias para este jueves y viernes, ya se encuentran montadas las bombas que están drenando los excedentes hídricos de la laguna que ya llegaron hasta la plaza principal del pueblo.

No es la primera vez que sufren este tipo de problemas: los registros hablan de similares conflictos en las décadas del ‘60, ‘70, ‘80 y el último en 2003.

Al margen de los fuertes cruces entre autoridades locales y provinciales, promediando la mañana de este miércoles, un numeroso grupo decidió cortar el único acceso a la localidad sobre la ruta 93 para reclamar urgente la realización de obras. Es que no es la primera vez que sufren este tipo de problemas: los registros hablan de similares conflictos en las décadas del ‘60, ‘70, ‘80 y el último en 2003.

Paralelamente, personal de Recursos Hídricos de la provincia trabajó en la puesta a punto del sistema de bombeo para sacar el agua que ingresó al área urbana. Se van a desviar los líquidos hacia el canal obturador y luego otra vez hacia la Laguna Melincué. También hay un vehículo anfibio del Ejército Argentino, que es el encargado de apuntalar el sistema de defensa norte y el de bombeo, donde se debieron alquilar dos bombas de mayor porte para retirar el agua del casco urbano.

Presos trasladados y Tribunales cerrados

Por otra parte, el ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro, y las autoridades policiales de la UR VIII, se vieron obligados a trasladar a los 60 presos que estaban alojados en la Alcaidía y enviarlos a la cárcel de Piñero, en el departamento Rosario, bajo fuertes medidas de seguridad. Si bien el agua no llegó aún al penal, esto obedece a que la gran cantidad de agua que ingresó a Melincué, influyó sobre los pozos sépticos y desagües.

De esa manera, no queda ninguna persona privada de su libertad dentro de penal. Asimismo, todo el personal policial del departamento General López quedó en apresto permanente, acompañado por 50 cadetes que llegaron del Instituto de Seguridad Pública (ISEP) para colaborar con la realización de la defensa en el área norte. A su vez, prestan ayuda a los damnificados.

Además, por resolución de la Corte Suprema de la Provincia, se dispuso la suspensión de términos procesales en el Distrito Judicial Nº 8, los que serán reanudados oportunamente y conforme a la evolución de la situación de emergencia. La información proporcionada por el Colegio de Abogados es de interés para los colegiados que litigan en los Tribunales de Melincué.

Vale señalar que una cuadrilla conformada por una treintena de trabajadores del Municipio de Venado Tuerto colabora con Melincué. El apoyo consiste -entre otras tareas- en el relleno de bolsas con arena para contener el ingreso de agua en el casco urbano.

Previamente, el intendente José Luis Freyre y miembros de su gabinete habían mantenido contacto con las autoridades comunales: “La situación hídrica de la región está severamente comprometida, y esto amerita una intervención urgente de los gobiernos nacional y provincial. Reiteradas veces nos hemos pronunciado por la necesidad de contar con un plan integral de manejo de aguas, para regular los excedentes hídricos, y en la urgencia de las obras de infraestructura”, manifestó Freyre.

Cabe recordar que al haber cedido el anillo de contención, el agua inundó las calles de la localidad, comprometiendo vastos sectores, entre ellos el Casino, que suspendió sus actividades.

Fuente: El Litoral

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *