Dos menores destruyeron la vidriera de un local e ingresaron a robar

En la madrugada del lunes, menores destruyeron la vidriera de un local e ingresaron a robar. Se trata de la tienda de ropa deportiva La rosarina deportes, donde dos adolescentes robaron gran cantidad de prendas y calzados.

Dos niñas de 12 y 13 años rompieron el vidrio del negocio ubicado en calle 25 de Mayo, entre Belgrano y Rivadavia. El hecho ocurrió minutos antes de las 5:00 de este lunes y tras destruir la vidriera, los adolescentes ingresaron a robar.

Un vecino alertó a la Policía sobre lo que estaba ocurriendo. Tras recibir el llamado, Comando Radioeléctrico, Infantería y personal de la Comisaría 1ra arribaron al lugar. Gracias al operativo cerrojo que implementaron pudieron dar con las menores que “se movilizaban en una bicicleta y transportaban una importantísima cantidad de indumentaria deportiva”, detalló el sargento Rafael García.

“Sorprende la corta edad de las detenidas y a esa hora,… romper una vidriera. Ya está en manos de la Justicia y ya se ha notificado a sus respectivos progenitores y tutores legales”, lamentó el uniformado.

Por su parte, la propietaria del lugar señaló que “A los dos minutos tenía a la Policía en mi casa avisándome. A pocas cuadras de acá agarraron a dos nenas con mochicas y mercadería, por calle Rivadavia”.

En cuanto a las medidas de seguridad en el barrio, la mujer señaló que el patrullaje policial es constante. “Durante las noches la Policía está pasando continuamente porque estamos rodeados de bancos. Según me dijo la Policía, ellos se habían ido cinco minutos antes”.

“Uno se siente más impotente todavía porque no sabés qué hacer, ni que medidas tomar”, agregó.

Preocupados por las menores

La mujer también señaló que todos se encuentran muy preocupados por la corta edad de las menores que protagonizaron el hecho delictivo. “Toda la gente, más que por el robo en sí está preocupado por esas dos criaturas. Si ya con 12 o 13 años ya hacen este tipo de delitos, ¿qué podemos esperar dentro de unos años?. Nos vamos a comer entre nosotros”, sentenció.

“Uno cree y quiere vivir en una Esperanza tranquila donde todos nos conocemos y nos protegemos entre nosotros, pero ya no. Desgraciadamente hay que tomar otro tipo de medidas“, lamentó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *