Misión al impenetrable 2016: “La gente entiende que allá no hay nada”

Misión 2016. Anoche en el programa Enfoques se puso en marcha una nueva cruzada solidaria, se realizó un balance del viaje anterior y se pidieron las donaciones para este año. Juan Escudero, Ricardo Feijó y Luis Ostertag contaron los detalles.

“Cuando dijimos vamos a hacer la Campaña del Peso, muchos pensaron que la gente no iba a ayudar, pero trajeron tanto dinero que pudimos comprar 1.400 bolsas de harina. Hicimos el viaje, armamos todo, pudimos llevar unos 65 mil kilos de comida, 65 toneladas, es una bestialidad”, comenzó explicando Juan.

Y luego agregó: “Tuvimos la mala suerte de que nos agarró una gran lluvia antes de llegar a terminar la ruta para bajar al monte. Ahí tuvimos que quedarnos tres días, increíble. Salíamos de mañana para ver cómo podíamos avanzar por cualquier camino y era imposible”.

Ricardo recordó que el año pasado, “llevábamos 1.400 bolsas de harina en un camión, y el otro con 200 bolsas más, a parte de las cajas con comida, leche larga vida, leche en polvo, azúcar, fideo, arroz”.

“La Campaña del Peso nos permitió comprar donde más barato era y compramos paquetones, porque la previa del viaje es terrible, te destruye, son meses de juntar cajas por todos lados esas son las cosas y envalar. Pero al tener el dinero, compramos paquetes, entonces bajábamos en un rancho y los dejábamos completos”, señaló Escudero, que luego detalló que fueron “once días de lluvia, cuatro días de espera y quince días en el monte”.

“En el último viaje era lluvia contra lluvia y trabajar con barro, las camionetas podían moverse siempre y cuando no nos agarrara dentro del monte. Por eso quedaron 600 bolsas, porque no pudimos llegar ochenta kilómetros dentro del monte que es lugar donde hacemos los chorizitos a los chicos, donde reunimos a decenas de familias”.

Por su parte, Luis aseguró que “para nosotros era difícil por el trabajo y la familia, pero más dificil era pensar que no se podía repartir porque la gente estaba esperando eso en los ranchos, ya sabía que nosotros estábamos. A todos nos hubiese gustado terminar de repartir”.

“Ver que llovía y llovía y no podíamos entrar al monte era lo más triste, no veíamos la forma de entrar. Siempre íbamos tres o cuatro kilómetros a ver si el camino estaba seco y no cambiaba nada”, agregó.

Pasar el frío

“Hace más frío allá que acá, los chicos están descalzos, sin alimento, no tienen con qué taparse bien, los ranchos todos abiertos”, detallaron los hombres.

“Nosotros nos hemos encariñados, hay un sentimiento muy grande hacia la gente del monte, sino no lo haríamos. Sabemos que van a paliar ocho o nueve meses con alimento gracias a lo que les llevamos”, señaló Juan, al tiempo que Rubén volvió a mencionar lo mal que los dejó no poder llegar a todos los ranchos: “Nos dolió mucho no poder llegar a Nueva Pompeya, que son 85 kilómetros monte adentro, porque había 80 personas que nos estaban esperando y es el lugar más lejano, y no tienen absolutamente nada. Estaban los caminos cortados averiguamos, fuimos con la camioneta y apenas hicimos 30 kilómetros y nos tuvimos que volver

Cómo ayudar

Para Play Televisión es un orgulloso esperancino esta misión, los voluntarios dejan su familia y su trabajo para ayudar a gente que necesita. Tu ayuda, en lo más mínimo que sea, es fundamental. Por eso ya está en vigencia una nueva Campaña del Peso.

La urna ya está en el hall de nuestro canal, en Aarón Castellanos 1243. “La gente entiende que allá no hay nada y menos para ir a pedir nada a nadie. Los chicos esperan que llegue Pelusa para que les den un caramelo, son doscientos kilómetros de bosque donde no hay nada”, señaló Luis.

“Los medicamentos son tan importantes como los alimentos,… Ibuprofeno, Macril, desinfectantes, todo eso va al dispensario, se clasifican, los genéricos los podemos dejar en el rancho, el paracetamol o el ibuprofeno, por ejemplo”, agregó Juan.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *