Misión al impenetrable: Empleados de Milkaut donan cientos de zapatos

Una nueva Misión al Impenetrable está en camino, y como siempre, necesitamos de tu colaboración para poder llevarla a cabo. Juan Escudero agradece la ayuda y nos cuenta qué elementos son los más necesarios en el monte chaqueño.

“Todos los años juntamos unos 3 mil o 4 mil litros de leche con los empleados de Milkaut y esta vez me llamaron porque tenía un montón de botines, ellos hacen reposición permanente por el control que tienen en la empresa y son todos nuevos, en un estado totalmente sano. Son unos 250 pares; esto en el monte es extraordinario, cuando llevamos calzado es un 80 por ciento para dama y es muy difícil encontrar los números para hombres, siempre nos faltó esto para la gente que entra al monte a cazar”, explicó Escudero.

Medicamentos

Otro de los pedidos que se hace es por medicamentos genéricos de venta libre, algo tan necesario como el alimento: “Todavía no tenemos nada, es difícil la situación, pero siempre más cerca a la fecha del viaje empiezan a entrar cosas. Hay una persona, de nombre Graciela, que se dedica a ir a las farmacias que quieran hacer una donación. Allá hay dos o tres dispensarios donde dejamos los medicamento, con los que tenemos una confianza absoluta porque sabemos que llega a la comunidad que lo que necesita”, señaló.

Mercadería

Escudero recordó que “tenemos 600 bolsas de harina guardadas en un molino”, que quedaron sin repartir la campaña anterior debido a las lluvias que no permitieron al equipo llegar a todas las zonas. Juan también hizo hincapié en la vigencia de la Campaña del Peso, “que el año pasado fue una solución muy grande porque pudimos comprar lo que necesitábamos y evitamos el lío de tener que clasificar y armar caja por caja. De a poquito, a medida que vemos qué tenemos y qué necesitamos vamos comprando bolsas de harina, de fideos, de polenta. Al comprar por cantidad es más barato”, explicó.

“La mercadería es el pedido principal, la gente siempre ha confiado. Para llevar la harina que tenemos hay que llevar mercadería. La gente lo primero que trae es ropa, pero ya hemos llevado tanta, que hoy buscamos otras cosas. Es preferible un colchón o alguna otra cosa de utilidad para un rancho, porque en un rancho no tiene nada, ni un aparador, ni una silla, ni una mesa, no tiene nada. Podemos llevar velas, para poder tener luz durante la noche”, aseguró.

Recalcó que lo importante “es el apoyo como el del año pasado en la Campaña del peso, que de a poquito nos permite comprar la mercadería que es una de las cosas principales”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *