Navidad: “Renovemos la Esperanza, por favor. No bajemos los brazos”

El padre Axel Arguinchona envía un mensajes de amor y esperanza a toda la comunidad. Invita a disfrutar la Nochebuena y la Navidad en familia y en comunión con Cristo.

“Cuando está por llegar un niño a un familia siempre se genera una esperanza muy linda. En este caso es un nacimiento muy especial ya que ocurrió hace 2016 años pero que conserva toda su vigencia. Es tan fuerte porque es un niño que nació en medio de la noche, bien pobre, nadie sabía de su existencia y sin embargo, marcó un antes y un después en la historia. Nosotros decimos antes de Cristo y después de Cristo”, señaló el sacerdote.

El padre Axel dijo que debemos recordar haciéndolo presente. “Actualicemos el amor de Dios en medio de nosotros. La Navidad es un fiesta del encuentro de un Dios que se hizo hombre para que nosotros nos encontremos con Él. Celebrar la Navidad es recordarlo con el que cumple años, que Jesús, no lo dejemos afuera. Él es el centro de la celebración, que los ruidos y las cosas no nos hagan olvidar aquel Dios hecho hombre que nació en Belén”.

Como hermanos

El sacerdote también explicó que celebrar la Navidad es “comprometernos a abrir los corazones a todos. Pensemos en aquellas personas que no encuentran un lugar en nuestro corazón, puede haber un odio, una venganza, una bronca o indiferencia, que es una forma muy fea de aislar a los demás… hay que dejar todo eso de lado“.

“Que esta Navidad nos recuerde que Dios vino para hacernos hermanos, que dejemos de lado la indiferencia, la venganza, el rencor; no por la Navidad, sino como un propósito para toda la vida”.

El padre Axel pidió que “nos comprometamos a vivir un mundo realmente más fraterno. Dios no ha regalado este mundo que es una gran casa, vivamos como una familia”

“Ojala que a partir de esta Navidad podamos construir una patria de hermanos, familias que vivan en solidaridad y que haya mucho perdón, mucha paz, para eso viene el niño Dios”, añadió.

“Renovemos la Esperanza, por favor. No bajemos los brazos. Cualquiera sea nuestra situación, recordemos las palabras de Jesús: “Vengan a mí los que están afligidos, yo los voy a aliviar”, recordó.

Horarios de misas:

* 24 de diciembre
20:oo horas en San Cayetano
21:00 horas en la Basílicia

* 25 de diciembre
9:00 horas en Empalme San Carlos
9:30 horas en la Basílica
10:30 horas en San Pío de Pietrelcina
19:00 horas en San José Obrero
20:00 horas en la Basílica

Mirá el mensaje completo del Padre Axel:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *