Nuevamente, un colectivo esperancino fue apedreado en cercanías de Santa Fe

Otro colectivo esperancino fue apedreado mientras circulaba por la salida de la capital provincial. El micro recibió varios impactos de proyectiles mientras circulaba por la salida de la capital provincial. Choferes y pasajeros viajan con miedo

Uno de los choferes de la empresa NECE, que recorren varias veces por día el trayecto que une nuestra ciudad con la capital provincial, aseguró que es algo que “les pasa a todos, por más que hay patrulla cuando subís por circunvalación te tiran piedras o siempre hay algo que lamentablemente atenta contra nuestra seguridad y la de los pasajeros que llevamos a bordo”.

“La semana pasada nos apedriaron uno de los coches, por suerte pegó en uno de los vidrios del costado y no pasó nada; pero hay que pensar que si pega en el parabrisas corre riesgo el chofer, el guarda. Además, el chofer puede perder la maniobrabilidad con el micro y tenga algún accidente o puede pasar algo mayor”, lamentó.

En cuánto a lo que pueden hacer él o sus compañeros ante esta situación, explicó que “frenar es imposible. Cuando los ves ya los tenés encima. Uno trata de ir a la otra mano, de estar un poco más lejos para que no sea tan fuerte el golpe o que pegue en la chapa y no en el vidrio”.

Hechos que se reiteran

Desde hace meses, choferes y pasajeros enfrentan esta situación a diario, en cada viaje: “Ya no sorprende, cuando te enterás, esperás que no le haya pasado nada a ninguno de tus compañeros ni a los pasajeros que es lo que nos importa tanto a nosotros como choferes y como profesionales, que puedan viajar tranquilos y sin estar asustados por esta gente que hace vandalismo”.

Sobre las posibles soluciones, el chofer aseguró que “es complicado encontrarlas”. Señaló que en la zona de Circunvalación, donde se suceden los ataques, “hay mucho campo y pueden escabullirse. Por más que haya seguridad de la policía va a seguir pasando. Y si la mayoría son menores, si los agarran entran por una puerta y salen por la otra”, concluyó.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *