Ola de robos: “La señora estaba asustada, le sacaron 300 pesos que ella tenía para comer”

Lamentablemente, los robos en viviendas son una nota repetida después de cada fin de semana. Sin embargo, este martes hablamos de una ola de robos que se produjo durante los últimos días y que ha tenido distintas víctimas a lo largo de la ciudad.

Normalmente, frente a estos hechos los esperancinos estamos acostumbrados a escuchar que las víctimas no se encontraban en la propiedad, o que alguna abertura se encontraba sin medidas de seguridad. Sin embargo, en los últimos días una mujer sufrió un violento robo en su propiedad, cuando delincuentes ingresaron armados y la golpearon durante el hecho.

“Vino una vecina pidiendo auxilio. Eran las 11:20 de la noche y ella dijo que dos personas armadas la habían golpeado, que estaban enmascarados, en short y en cuero”, señaló la mujer que asistió a la víctima de un violento robo en la zona rural de la ciudad.

La mujer detalló que la señora “tenía un chichón en la cabeza y le habían sacado 300 pesos que tenía. Llamamos a la Policía que vino y la ayudó. Estaba muy asustada porque dice que la amenazaron con quemarle la casa, que la iban a matar si decía algo… estaba muy asustada”, reiteró.

“Ella vive con un hijo, pero en ese momento no estaba. Aparentemente los delincuentes tenían el dato de que el hijo había cobrado, pero él no estaba, entonces le sacaron 300 pesos que ella tenía para comer, había vendido un celular para comer”, añadió.

Según indicó la vecina, es la primera vez que sucede este tipo de hechos en la zona rural de la ciudad. “Que le roben a otro pobre me parece realmente feo. Acá uno deja todas las luces prendidas, tenemos perros, que eso fueron los que alertaron. Mi hija fue a ver lo que pasaba porque los perros atacaban y era la abuelita que venía a pedir ayuda“.

Robo en 1 de Mayo y Cullen

Otro de los hechos delictivos se produjo en una vivienda ubicada en 1 de Mayo y Cullen. Allí, delincuentes ingresaron a la propiedad mientras la familia se había ausentado el sábado por la noche. “Cuando llegamos a casa estaba forzado el portón del frente del garage. Yo tomé todas las medidas necesarias porque cuando me fui puse llave hasta en las puertas de las piezas“, relató el padre de familia.

El hombre detalló que los delincuentes se llevaron los celulares, la billetera de su hijo, y dinero de un monedero. “Le doy gracias a los choros que me dejaron la documentación de mi señora, por lo menos”, ironizó.

“Tomé las medidas necesarias y sin embargo me entraron igual”

“Como no pudieron ingresar a la piezas porque estaba cerrada la puerta del antebaño, salieron y entraron por la ventanita del baño. Tiene que ser un pibe muy flaquito porque es una ventanita chiquita. Una vez que pasaron por la ventana del baño, me hicieron pedazos la puerta de la pieza, imaginate la impotencia de ver la puerta destruida a patadas. Estaba toda llena de barro. Realmente yo no sé cómo actuaron, pero la tienen recontra super clara. Yo no sé si te siguen…”, señaló.

El hombre tiene la sensación de que los delincuentes conocían los movimientos de la familia. “Nos estaban vigilando, porque nosotros no salimos nunca a ningún lado. Me llamó mucho la atención. Nos fuimos preocupados porque hace 15 días le robaron a un compañero mio de trabajo, por eso tomé las medidas necesarias y sin embargo me entraron igual”, lamentó.

Cabe señalar a pocas cuadras de esta vivienda, otro vecino también sufrió el robo de su vivienda este sábado. “Es una zona complicada, no sé qué está pasando. Lamentablemente, tenemos que vivir presos de ellos. De la Policía yo no tengo nada que decir, ellos vinieron pero no pasa nada”.

“Lo que más me molesta y la impotencia que tengo es que me violaron la privacidad. Yo quiera saber si yo llego y los encuentro dentro (yo sé que no va a ser así porque la tiene muy clara) pero no sé lo que me podría pasar; ni a mi, ni a mi familia o a los ladrones, porque capaz que me da un ataque de nervios y les doy la cabeza contra el piso porque hasta el día de hoy tengo esa sensación de inseguridad todavía”, concluyó el hombre.

Robo en Simón de Iriondo y Denner

Por otro lado, otra familia sufrió el ingreso de malvivientes a su propiedad. Esta vez, se trata de una vivienda ubicada en Simón de Iriondo y Denner, en el norte de la ciudad. “Hace quince días le robaron la moto a mi hijo y hace un año nos robaron a nosotros y nunca se supo nada. Hoy seguimos en la misma”, aseguró una mujer cuya familia sufrió un nuevo robo.

La moto robada era una Honda Wave y se encontraba dentro de la propiedad cuando fue robada. “Tenés que cruzar unos siete metros hasta donde estaba la moto, con el riesgo de que salga el dueño. Pero entraron como si nada, se sirvieron y miraron lo que quedaba. Hoy fueron por el equipo de música”, detalló. “Hoy quedan un poco de cosas y mi suegra se tendrá que ir a dormir con la bicicleta debajo de la cama”.

“No es el equipo de música sino que entren como si nada a tu casa y se lleven lo que se les canta, eso es lo que te indigna”

“Ahora entraron otra vez y robaron un equipo de música”, la vecina tiene la certeza de que al robar la moto, los delincuentes vieron el equipo de audio y decidieron volver por él. “Tal vez no estaban preparados para llevar el equipo de música en la moto, porque es de los viejos, de los grandotes. Entonces lo ficharon, vieron que no pasa nada y que en la casa de mi suegra no hay perro, no hay nada… vieron que era fácil”, añadió.

La mujer se mostró indignada ante la secuencia de hechos. “Acá en Esperanza a las ratas no les pasa nada. Uno ya está medio podrido, te cansa, no puede ser que uno no sea dueño de tener nada. No es el equipo de música sino que entren como si nada a tu casa y se lleven lo que se les canta, eso es lo que te indigna. Ahora mi suegra tiene miedo, ellos pueden haber fichado alguna otra cosa que les gustó y pueden volver, total no pasa nada”.

Robo en Avellaneda al 800

Este sábado por la noche, una pareja de abuelos se ausentó de su casa este sábado por la noche. Y lamentablemente, al volver se encontraron con una horrible situación. “Nos ausentamos de la casa como cuatro horas, pero yo a las 23:00 me di una vuelta por la casa; estaba todo normal. Cuando volvimos a la 1:00 de la mañana era un desastre total, habían revuelto toda la casa. Les llevaron lo poco que tenían de dinero”, relató el hijo de las víctimas.

Sin embargo, al vecino le preocupa otra cosa: “Se llevaron un arma. Es un poquito más preocupante porque la persona que te entra a robar está conviviendo con nosotros en Esperanza y portando un arma”.

“Lo que más te indigna es que ellos entraron en un lugar que es tuyo, tocaron todo lo que vos tenés… la imagen de lo que vi el sábado no me la saca nadie de la cabeza”, aseguró el hombre.

El vecino también detalló que hubo varios robos en la zona. “En 15 días es el tercer caso en un radio de tres o cuatro cuadras a la redonda, con la misma modalidad: barretean la puerta, quiebran la cerradura y entran a la fuerza”, señaló.

“Lo que preocupa es que sepan cuando estás y cuando no en tu casa. Yo me pregunto que pasaba si padres volvían y se encontraban con las personas adentro”, agregó y dijo que le inquieta la cantidad de casos. “Me llama mucho la atención, no le echo la culpa a la Policía pero que tengan tres casos en el mismo radio, en 15 días y no sepan quienes son, deja mucho que desear. No lo digo por los chicos que capaz que ponen todo para esclarecer los casos, pero sin dudas que algo no está bien. No se está trabajando de la mejor forma”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *