Orgullo esperancino: El Icivet tiene el primer laboratorio habilitado para la realizar estudios pre-clínicos

El Instituto de Ciencias Veterinarias del Litoral es el primer laboratorio público certificado para realizar estudios preclínicos de acuerdo a los Principios de Buenas Prácticas de Laboratorio de la OCDE.

El Centro de Medicina Comparada del Instituto del ICIVET, dependiente del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) y de la Universidad Nacional del Litoral (UNL) recibió la certificación que le permite realizar estudios preclínicos en las áreas de competencia Estudios de Toxicidad, Mutagenicidad, Toxicocinética, Farmacocinética y Evaluación de Seguridad Preclínica de Productos Biotecnológicos Farmacéuticos.

Así, el ICIVET se convierte en el primer y único laboratorio de Argentina habilitado para realizar dichos estudios. En palabras de su director, el Dr. Hugo Hector Ortega, investigador principal del Consejo y quien recibió la distinción, esto significa “un gran logro para el sistema científico tecnológico del país. Nos convertimos en el único laboratorio público acreditado bajo buenas prácticas para realizar ensayos de productos farmacéuticos y bio-farmaceúticos. Para el investigador que hace transferencia de tecnología esto le da un valor agregado a su trabajo importantísimo que antes no era posible en el país”.

Y agregó: “Es un gran logro, fruto de un trabajo en equipo de muchos años y de muchas personas que trabajaron para esto”.

La ceremonia de entrega de la certificación se llevó a cabo el 9 de junio en el Ministerio de Industria de la Nación bajo el marco del Día Mundial de la Acreditación que este año tuvo como lema ‘Una herramienta global para apoyar las políticas públicas’. El acto contó con un importante acompañamiento de empresarios y de autoridades tanto públicas como privadas.

El Centro de Medicina Comparada del ICIVET se dedica a la realización de ensayos preclínicos de medicamentos y tecnologías médicas de alto interés social y en su haber cuenta con las más altas certificaciones y habilitaciones (SENASA, ANMAT, ISO 9001 y BPL-OCDE) que le han valido su reputación y reconocimiento como referente nacional. Desde su creación en el año 1997 ha crecido gracias al aporte de investigadores, docentes, alumnos y no docentes de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la UNL y del CONICET.

También han sido parte de su desarrollo más de 30 empresas líderes de la industria farmacéutica y más de 40 grupos de I+D –Investigación y Desarrollo-de diferentes instituciones que han confiado en sus estudios. Como consolidación de su crecimiento, a partir del año 2012 pasó a ser parte del ICIVET LITORAL (Instituto de doble dependencia CONICET-UNL).

Buenas Prácticas de Laboratorio

Las Buenas Prácticas de Laboratorio son un sistema de garantía de calidad relativo al modo de organización de los estudios de seguridad no clínicos referentes a la salud y al medio ambiente y, asimismo, acerca de las condiciones en que estos estudios se planifican, ejecutan, controlan, registran, archivan e informan. Se aplican a todos los estudios no clínicos de seguridad sanitaria y medioambiental requeridos por los reguladores con el fin de registrar o autorizar productos del tipo Farmacéuticos, Pesticidas químicos, Pesticidas Biológicos, Organismos Genéticamente Modificados, Aditivos, Productos cosméticos, Medicamentos veterinarios y Productos químicos industriales.

El Programa de Monitoreo de la Conformidad con las Buenas Prácticas de Laboratorio que desarrolla el OAA se aplica a entidades que realizan estudios no clínicos de salud y seguridad ambiental. Estos estudios se llevan a cabo para obtener datos sobre las propiedades y/o la seguridad de un elemento de ensayo que puede estar contenido en productos farmacéuticos, pesticidas, cosméticos, drogas veterinarias así como en aditivos alimenticios, aditivos en alimentos para animales y productos químicos industriales. Los datos obtenidos de los estudios tienen por objetivo ser presentados a las autoridades reguladoras, ya sea de Argentina o del extranjero, para el registro o la autorización de productos químicos para su uso.

Fuente: Conicet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *