Otro detenido por grooming en Esperanza

Otro detenido por grooming en Esperanza. Personal de la Policía de Investigaciones de Las Colonias detuvo a un hombre de 30 años por un caso de grooming, en el que estaba involucrada una menor de 14 años.

Pocas semanas luego de que se detuviera a un profesor acusado de grooming, se conoce un segundo caso en nuestra ciudad. Esta vez, se trata de un hombre de 30 años, mientras que la víctima es una menor de 14.

Leer más: Quedó en libertad el profesor acusado de grooming

A raíz de una denuncia radicada por la madre de la víctima, luego de las tareas de inteligencia e investigación, personal de la PDI pactó un encuentro con el hombre. Así fue que citaron al sospechoso en la estación de servicio situada en Ruta 70 y calle Simón de Iriondo, donde lo esperaba una policía con características similares a la de la víctima.

Los efectivos detuvieron al sospechoso y lo trasladaron a la sede policial donde quedó alojado y a disposición de la justicia. Asimismo, se secuestró un celular, un motovehículo y una billetera con documentación personal y dinero en efectivo.

Interviene la fiscal María Laura Urquiza. No se dieron más detalles sobre la identidad del detenido.

¿Qué es el grooming?

Según explicó Hernán Navarro, presidente de Grooming Argentina, es uno de los delitos de mayor impacto en niños y adolescentes a través de Internet, por lo que resulta “fundamental estar alertas a los signos que se presentan para detectar alguna posible situación de abuso”.

Navarro alertó que los adolescentes “no se reconocen víctimas, y en contraposición a esto vemos un mundo adulto que no reacciona. El objetivo es armonizar las miradas, que el adulto se involucre en los entornos digitales de los pibes”, y dijo que hay que tener en cuenta indicadores generales como que los chicos y chicas están “conectados hasta altas horas de la noche, el nerviosismo al recibir un mensaje en cualquiera de sus dispositivos y la insistencia al querer conectarse”.

Es la nueva modalidad del abuso infantil”, afirmó, “como toda representación de abuso está aquel que ejerce el poder con un niño, o niña o adolescente manteniendo la relación en privado”.

También indicó que los padres deben “hacer un resguardo de la evidencia digital, ya que los chicos suelen borrar los elementos probatorios por miedo. Recomendamos hacer capturas de pantalla, alojarlas en otro dispositivo como puede ser un pen drive, no bloquear ni eliminar las conversaciones, no escrachar en las redes sociales y hacer siempre la denuncia penal”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *