Polémica: El Papa prohíbe dispersar o conservar las cenizas tras una cremación

La instrucción fue aprobada por Francisco, quien indicó que prefiere “la sepultura” de las personas. La Iglesia negará exequias. ¿Estás de acuerdo con la prohibición del Papa sobre esparcir o guardar cenizas de un difunto? Mirá lo que dijo el Padre Tadeo Guiza

A través de una instrucción aprobada por el papa Francisco y que influirá sobre las prácticas de millones de personas, el Vaticano prohibió la “dispersión en el aire, en la tierra o en el agua” y la “conservación en el hogar” de las cenizas de los cuerpos cremados, al tiempo que ratificó su preferencia por la “sepultura” porque demuestra “un mayor aprecio por los difuntos”.

“Durante la historia fueron surgiendo muchas creencias, incluso algunas opuestas a la fe cristiana. Estas instrucciones surgen para recordar algunas enseñanzas sobre lo que es el cuidado de los fallecidos”, señaló el Padre Tadeo Guiza.

Polémicos puntos

“¿Por qué la I gleisa da tanta imporantcia a los difuntos? La vida es un don, un regalo de Dios, y mi cuerpo también, no es una materia prima como cualquier otra. Este cuerpo es un instrumento, es el templo del Espíriu Santo”, explicó Tadeo.

“Para evitar cualquier malentendido panteísta, naturalista o nihilista, no será permitida la dispersión de las cenizas en el aire, en la tierra o en el agua o en cualquier otra forma”, anunció la Santa Sede a través de una Instrucción de la Congregación para la Doctrina de la Fe sobre “la sepultura de los difuntos y la conservación de las cenizas en caso de cremación”.

La norma, que afectará las prácticas de millones de fieles en todo el mundo, rechaza además “la conversión de las cenizas en recuerdos conmemorativos, en piezas de joyería o en otros artículos, teniendo en cuenta que para estas formas de proceder no se pueden invocar razones higiénicas, sociales o económicas que pueden motivar la opción de la cremación”.

 

 

La nueva norma sólo admite la “conservación de las cenizas en un lugar sagrado“, porque “puede ayudar a reducir el riesgo de sustraer a los difuntos de la oración y el recuerdo de los familiares y de la comunidad cristiana”.

 

A través de la Instrucción titulada “Ad resurgendum cum Christo” (“Para resurgir con Cristo”), el Vaticano refuerza además que “siguiendo la antiquísima tradición cristiana, la Iglesia recomienda insistentemente que los cuerpos de los difuntos sean sepultados en los cementerios u otros lugares sagrados”.

Las razones

Con la prohibición de la conservación de cenizas en el hogar, según la norma, “se evita la posibilidad de olvido, falta de respeto y malos tratos, que pueden sobrevenir sobre todo una vez pasada la primera generación, así como prácticas inconvenientes o supersticiosas”.

A la hora de marcar la preferencia por la sepultura “en los cementerios u otros lugares sagrados”, la nueva instrucción recuerda también que esa práctica “favorece el recuerdo y la oración por los difuntos por parte de los familiares y de toda a comunidad cristiana, y la veneración de los mártires y santos”.

Tras la publicación de la Instrucción, Müller recordó en diálogo con la prensa en el Vaticano que a Iglesia “recomienda insistentemente” la sepultura y pidió la “conservación en un lugar sagrado” de las cenizas, frente a un contexto en el que el Vaticano reconoce que “la cuestión de la cremación registró un significativo desarrollo en los últimos decenios”.

Fuente: Télam – Infoteve

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *