Pontarelli Rodados registra las compras de bicicletas para ayudar a esclarecer robos

En nuestra ciudad, el robo de bicicletas es moneda corriente. Los hechos se reiteran día a día y poco pueden hacer los dueños para recuperarlas luego. Sin embargo, desde Pontarelli Rodados llevan un registro de ventas para colaborar con las investigaciones.

A la hora de recuperar una bicicleta que fue robada, el dueño debe demostrar que el vehículo es de su propiedad. Y este hecho, puede convertirse en una osadía si no se cuenta con la factura necesaria. Por eso, Pontarelli Rodados lleva un registro de las ventas que se realizan en el local.

“Nosotros, desde hace muchos años, llevamos un registro porque cada bicicleta que se vende sale numerada. Ese número está estampado debajo de la caja pedalera y lo hacemos nosotros en los cuadros de serie. Hoy en día, las mountain bike ya vienen con el cuadro numerado. En el momento en que se factura la bicicleta consta la numeración que tiene y eso nos sirve para identificar quién es el comprador”, explicó Elvio Pontarelli.

Dicho número es único y de gran utilidad: “Ante el requerimiento de la Policía o del propio cliente que lo solicita porque no encuentra su factura, buscamos en la computadora y podemos determinar quién es el comprador y las características de la bicicleta”, detalló el comerciante.

Tres o cuatro casos por semana

Según los detalles que brindó Pontarelli, el local maneja un gran número de este tipo de pedidos: “Vienen tres o cuatro casos por semana. Alguna gente desesperada porque la ha sacado con la tarjeta en doce cuotas, pagó la primera y ya no tiene más la bicicleta. Es algo desesperante“.

El comerciante, al igual que la Policía, recomienda utilizar siempre candado y extremar las medidas de seguridad. Sin embargo, reconoce que no siempre es suficiente: “En más de una oportunidad cortan los candados, saltan las rejas de la casa, abren los garages y ya la verdad que hace mucho tiempo que ocurre esto muy a menudo”, lamentó.

Pontarelli aseguró que, fundamentalmente, se utiliza el registro de números de cuadro para “el cliente tenga un número de seguridad que indica que esa bicicleta, al haber tantas iguales, es la suya”.

“Generalmente, cuando la policía encuentra una bicicleta de nuestra marca, nos facilita el número y nosotros le damos todos los datos del comprados. Muchas veces hacemos el llamado al comprador para decirle que su bicicleta la tiene el Comando o Jefatura”, agregó.

El comerciante explicó que su registro es gran utilidad sobre todo, “cuando son bicicletas compradas hace mucho tiempo y el dueño no tienen la factura. Nosotros le hacemos una copia porque, y como debe ser, el Comando pide la jusficación de que esa bicicleta es de su propiedad. Con la factura la pueden retirar”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *