¿Se debe aumentar? El precio del cigarrillo enciende la polémica

Durante los últimos días, muchos usuarios nos consultaron sobre el precio del cigarrillo y el incremento anunciado. El atado se comercializa en torno a los setenta pesos. ¿Está vigente el aumento?

En los últimos días del 2016 eran muchas las especulaciones, y muchos kiosqueros no sabían si aplicar o no el aumento. “Es difícil porque mucha gente vienen a comprar por los cigarrillos y después no sabés qué decirle al cliente. Nosotros a los cigarrillos les sacamos un 3 por ciento de ganancia. Si aumentaba un 40 y no lo subíamos, ¿cuánto podíamos llegar a perder?”, señaló el kiosquero de nuestra ciudad.

El hombre contó que primero decidió sacarlos de la venta y luego los vendió con un aumento de “precio razonable”, aunque esta última elección sólo duró un día, ya que le informaron que no valía el aumento.

“Es difícil para nosotros porque nos toman el pelo, no sabés qué decirle al cliente. Ellos se enojan y dicen que no van a venir a comprar más”, contó, y añadió que “la gente sigue fumando, no le importa cuánto cuesta. Cuando fuma, lo paga igual”.

Qué pasó con el aumento

Después de un fin de año con mucha incertidumbre sobre un nuevo aumento de los cigarrillos, el Gobierno prorrogó hasta fin de año una ventaja impositiva y el precio de los cigarrillos se mantendrá como hasta ahora.

El Gobierno publicó hoy dos decretos en el Boletín Oficial. En el primero dispuso mantener la disminución de la alícuota de 21% a 7% en el impuesto adicional de emergencia sobre el precio final de venta de cigarrillos. Ese tributo había sido creado en 1995 y en 2000 se había establecido un cronograma de disminución de la alícuota del impuesto que vencía el 31 de diciembre de 2016, con lo cual debería haberse aplicado desde el 1° de enero nuevamente el 21%. Pero con la prórroga, se mantendrá en el 7%.

“Los productores de provincias tabacaleras el sector que más recursos afecta a mejorar no sólo la calidad de la producción, sino también para atender a sensibles problemas económicos y sociales, entendiéndose que el conjunto de medidas propiciadas contemplan dicho objetivo y el de fortalecimiento de las economías regionales”, señala entre los considerandos la norma.

En tanto, con otro decreto mantuvo el gravamen de 75% previsto en la Ley de Impuestos Internos para cigarrillos. En la ley original era del 60%, pero que ya había sido modificado en mayo. Entonces, la suba de 15 puntos porcentuales del impuesto interno a los cigarrillos incrementó la carga impositiva que tributa este producto a 80% de su precio al público.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *