Preocupación por la gran cantidad de repitentes en el secundario

El inicio del ciclo lectivo no sólo estuvo signado por los paros docentes, sino por un dato que sorprendió a propios y extraños: cientos de chicos repitieron el primer y el segundo año del secundario, por lo que las instituciones debieron hacer malabares para poder ofrecerles a todos (ingresantes y repitentes) el lugar que por derecho les corresponde en las aulas de la ciudad.

Según las estimaciones, unos 300 alumnos de escuelas públicas y privadas de Esperanza repitieron el primer y el segundo año de la escuela secundaria; mientras que otros debieron rendir un gran número de materias para lograr avanzar en su educación.

El Ministerio de Educación debió esforzarse para asegurarle a cada chico el banco en los dos primeros años, por lo que los repitentes pueden asistir a las mismas escuelas donde cursaron el año pasado: “Educación tomó decisiones que permiten asegurar que todos los estudiantes repitentes en Esperanza tengan su banco” confirmaron autoridades educativas.

Ubicados los chicos y con su derecho cumplido, lo que los educadores deberán plantearse el método. Este fenómeno no es nuevo, pero el número de repitentes va en aumento, y Esperanza es sólo una muestra de lo pasa en la región y en el resto del país. Además, este problema es sólo la punta del iceberg se tiene en cuenta que la mitad de los alumnos no termina el secundario.

¿Por qué a los chicos no les interesa la escuela? Estamos preparándolos para un mundo laboral que es radicalmente distinto al que plantean en las instituciones, con métodos que no cambiaron durante décadas mientras que el modo en que los chicos aprenden, se comunican y se relacionan lo ha hecho de manera constante. Son muchos los desafíos que la educación y no puede enfrentarlos la escuela en soledad.

 

Vuelvo a estudiar

Ante esta situación, el Ministerio de Educación de la Provincia implementó el Programa Vuelvo a Estudiar, que permite terminar la escuela sin asistencia diaria a la institución. Los alumnos puede aprobar las materias que se llevaron, pasar de año, y retomar la escuela luego.

Por ejemplo, los alumnos de segundo año que repitieron por tercera vez en escuelas de la ciudad, pasarán a este programa, junto con otros alumnos recuperados. Ya hay escuelas en la ciudad designadas para estos programas, como las hubo en el año pasado.

Fuente: El Colono del Oeste

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *