Procesaron a Aníbal Fernández y Juan Manzur por irregularidades en el plan “Qunita”

El juez federal Claudio Bonadio procesó a Aníbal Fernández, Juan Manzur y Daniel Gollán por los delitos de fraude, abuso de autoridad y violación de deberes de funcionario por las contrataciones realizadas en el marco del denominado Plan Qunita.

Se trata del exjefe de Gabinete y de dos exministros de Salud de la gestión kirchnerista, a quienes el magistrado procesó junto a otra veintena de imputados y les trabó embargos hasta cubrir la suma de 440 millones de pesos, consignaron fuentes judiciales.

La diputada porteña Graciela Ocaña hizo la denuncia y comenzó una investigación judicial. Para el juez Bonadio, la licitación fue dirigida por los funcionarios públicos para beneficiar con un millonario contrato a empresas que no tenían experiencia en negocios similares.

La firma Fasano (sin actividad en el rubro de las cunas y artículos para bebés) fue favorecida con un contrato de 903 millones de pesos para proveer de 115.000 de los 140.000 kits que contempla el programa Qunita.

Además de la cuna de encastre construida en fibrofácil, el kit contiene entre otras cosas prendas para bebés, un colchón, sábanas, chupete, mordillo, sonajero y termómetro.

La empresa Fasano, que se quedó con la mayor parte del negocio, fue la que más caro cobró cada kit al Estado: 7850 pesos. Los integrantes de las otras firmas que se favorecieron con el contrato –Delta Obras y Proyectos, Compañía Comercial Narciso, Grupo Diela SRL, Dromotech, y Fibromad también están entre los acusados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *