Removerán el puente del camino a Lehmann, construído con los mismos materiales de la Torre Eiffel

El puente del camino a Lehmann es de hierro y madera. Está ubicado sobre el arroyo Las Calaveras, derrumbado desde el 17 de agosto de 2009, cuando colapsó tras un incendio intencional en los pilotes que sostenían una de sus cabeceras. Comenzará a ser removido este lunes para ser trasladado a Lehmann, donde tendrá destino decorativo.

Según informó el portal Reporte Lehmann, el presidente comunal Lucio Beltramo confirmó que “los trabajos demandan utilizar maquinaria pesada, grúas y camiones de gran porte para levantar el puente que tiene un gran peso, y luego trasladarlo hacia el pueblo, al lugar en donde va a quedar como un elemento histórico, en un paseo que fue diseñado y que incluye al puente, el que va a servir de esparcimiento”.

La remoción del puente forma parte de los trabajos que se requieren para iniciar la ejecución de un nuevo puente de hormigón que permitirá salvar el arroyo Las Calaveras y permitirá restablecer el Camino 22, que une Rafaela con Lehmann, permitiendo un camino alternativo muy requerido para evitar que trabajadores y vecinos en general deban utilizar la ruta 34.

Una reliquia

El puente que será removido es una reliquia histórica. Fue construido en los primeros años de la colonización, allá por 1887, con los mismos materiales con que se ejecutó la Torre Eiffel, en Paris, según describe un trabajo del Ing. Marco Boidi”.

Fue construido con la misma tecnología y material, dos años antes de que se inaugure la legendaria torre parisina. Es una obra de ingeniería que debe considerarse patrimonio histórico y ser preservada en consecuencia”, señaló el ingeniero rafaelino en ese trabajo.

Boidi es autor de un bien documentado trabajo sobre la historia del puente y había advertido a tiempo sobre el riesgo de colapso, que finalmente se produjo.

“Este puente –escribió Boidi- se construyó a los pocos años de ser poblada la zona de Rafaela y Lehmann. Es una obra de gran adelanto tecnológico para su tiempo y debe protegerse y conservarse como patrimonio histórico. A pesar de no haber tenido mantenimiento y estar olvidado, la superestructura metálica presenta un buen estado, mientras que es necesario realizar una intervención en las columnas y estribos de quebracho que lo sostienen para evitar su colapso.

Este es un tema primordial para evitar accidentes y poder seguir usando el puente”, había escrito en mayo de 2009. Luego del incendio de agosto de ese año, el puente quedó olvidado y envuelto en las malezas, mientras que el Camino 22 se inutilizó.

Fuente: Diario Castellanos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *