En Rincón hay unas 250 familias afectadas por la crecida del río Paraná

Crecida del río Paraná. El municipio de Rincón comenzó a asistir a los vecinos del barrio Los Espinillos que ya tienen problemas de filtraciones. Se los asiste con bolsas de arena y palets, colchones, frazadas, ropa, calzado y alimentos, además con atención sanitaria. La marca es de 4,70 metros y se estima que no superará los 5 metros.

La Municipalidad de San José del Rincón asiste a los vecinos que se encuentran en zonas bajas o fuera del anillo de defensa porque ya comenzaron las filtraciones ante la crecida del río Paraná que repercute en sus afluentes, en este caso el río Ubajay y la Laguna Setúbal. Ya se autoevacuaron unas 50 familias y unas 200 resisten en sus hogares y reciben la ayuda del municipio. Se trata de los que viven en el barrio Los Espinillos.

El intendente Carlos Sánchez contó cómo es la situación, cuáles son las necesidades y la preocupación por la basura en ese sector. “La ciudad empieza a vivir un momento complejo, cuando el río supera los 4,50 metros comienzan las filtraciones y tenemos inconvenientes con esas grandes barriadas que están en zonas muy bajas y las filtraciones son naturales”, contó el mandatario.

Este lugar conocido como Los Espinillos es muy poblado y allí durante estos días estuvieron desde el municipio proveyendo palets de madera y bolsas de arenas imitando caminos para que los vecinos puedan salir de sus viviendas y también para manejarse dentro de ellas porque en muchos casos ya tienen agua en las habitaciones. Las 50 familias que dejaron sus viviendas se ubicaron en otro lugar más alto pero no seguro, pero que si el río sigue subiendo, allí también tendrán inconvenientes.

En inmediaciones a ese sector, el municipio dispone de un espacio para tirar determinado tipo de basura porque vale recordar que la deposición final de los residuos la hacen en el relleno sanitario de Santa Fe, pero también está afectado por la crecida. Entonces analizan la posibilidad de traer esos desechos también a la capital santafesina y para eso pidieron asistencia al gobierno provincial por los costos que demanda.

En alerta

Según manifestó el intendente de Rincón y a partir de la información que tiene “no se superaría el nivel de alerta” y a partir de las mediciones de cómo viene bajando del norte “se llegaría a los 5 metros, pero de todas maneras con esa altura vamos a tener serios inconvenientes”, agregó Carlos Sánchez.

Hoy el panorama ya es complicado porque no se puede ya entrar a esos barrios, las calles están ocupadas por el agua, la recolección de residuos no se puede hacer, las familias necesitan ser asistidas en sus viviendas, los pozos negros están saturados y ya comienzan a desbordar y las familias que no tienen agua potable, se las abastece con bidones, y la mayoría concurre al comedor municipal, sobre todo los que perdieron sus trabajos.

“Nosotros estamos de manera constante supervisando la zona. El sábado a la noche fuimos hasta el terraplén y desde ahí se ven las calles anegadas por las filtraciones y es el sector más afectado de la ciudad. Hoy vamos a volver a salir con la gente de Desarrollo Social para que no nos sorprenda ningún problema y tenemos que controlar también lo sanitario”, finalizó el intendente Carlos Sánchez.

Fuente: Diario Uno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *