El río Paraná alcanzó el nivel más bajo de la última década

El río Paraná alcanzó el nivel más bajo de la última década. Frente al Puerto de Santa Fe registró este lunes al mediodía 1,78 metros. El nivel más alto de este año fue el 31 de enero con 5,32 metros, alcanzando el nivel de alerta.

Este lunes al mediodía el río Paraná alcanzó una altura de 1,78 metros en el puerto de Santa Fe, la más baja de este año y de la última década (desde 2009). Desde el viernes la Prefectura Naval comenzó a medir los niveles por debajo de los dos metros. La segunda medición más baja del 2019 fue el 9 de septiembre con 1,97 metros, y la más alta alcanzó el nivel de alerta con 5,32 metros el 31 de enero.

Luis Dopazo, responsable de hidrometeorología del Instituto Nacional del Agua en la región litoral, dijo que “en este momento es lo más bajo que estuvo este año. Hay registros menores por supuesto, pero hay que remitirse una década atrás. El histórico es el 30 de septiembre de 1944 que tenemos que hablar de números negativos, con 93 centímetros por debajo del cero. Se trata del siglo pasado, cuando la composición de la cuenca del río Paraná era totalmente distinta a lo que es ahora, porque estaba prácticamente virgen sin la intervención del ser humano. No era como ahora con represas, cultivos, selvas deforestadas. Así que no podemos comparar con ese momento, pero es la mínima histórica en nuestro puerto”, recordó.

Al ser consultado si la baja puede afectar a la biodiversidad, Dopazo respondió: “No, la naturaleza es sabia. Los peces van buscando los cauces más profundos por instinto, saben cuando el río crece o decrece. Aunque algunos pueden quedar atrapados y se van a ver afectados. Pero lo que es la población ictícola busca el agua más profunda”.

Pronóstico

Sobre el pronóstico para lo que resta del año, el especialista detalló: “Los pronósticos para el río Paraná no pueden exceder los 20 días como máximo. Más de eso sería arriesgado porque la cuenca del río de la Plata, que compone el río Paraná, es muy grande. El INA pronostica solo a dos semanas. Se va a mantener, con niveles muy similares a los que tenemos ahora. Si se da un crecimiento será de algunos centímetros, lo mismo que si baja. Lo que pasa es que no ha llovido en la cuenca alta del río Paraná, no se acumula para que comience a crecer el río. Y si tenemos en cuenta que hay más de 60 represas en los afluentes del río, que están prácticamente vacías o con niveles muy bajos, cuando empiece a llover, lo que van a hacer los brasileños es juntar el agua porque dependen de esas represas. Así que por más que comiencen las lluvias vamos a tener un período que no se va a ver reflejado en el Paraná”.

Río Salado

Por otra parte, el río Salado no cuenta con mediciones oficiales desde el 26 de septiembre que marcó 2,41 metros en el puerto de Santo Tomé. “Responde solo a las lluvias en la provincia de Santa Fe y al no haber lluvias importantes se va a mantener con niveles bajos o en descenso en los próximos días. El Salado, que uno ve cuando se cruza de ciudades, está muy influenciado por la altura del Paraná, entonces con un río tan bajo por supuesto acompaña el descenso y no habrá un repunte importante porque no tiene dónde irse el agua del Salado en el caso que se den lluvias y crezca”, explica Dopazo.

Fuente: Diario Uno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *