Robo en vivienda: “Te vas cinco minutos, volvés y tenés todo hecho pelota”

“Te vas cinco minutos, volvés y tenés todo hecho pelota”, así lo definió con mucha tristeza una vecina de la ciudad. Ella y su familia volvieron a su casa el 1° de enero a la madrugada y se encontró con la casa revuelta tras el paso de ladrones.

Delincuentes ingresaron en una vivienda ubicada en Estrada y Balcarce. Se llevaron dos cámaras. “Llegamos la madrugada del primero, con toda la alegría de haber recibido el 2017 en familia y cuando entramos en casa vimos que había cosas revueltas en el lugar de entrada y después vimos que en las otras habitaciones estaba todo revuelto”, narró la víctima.

“Entramos con la Policía y vimos la faltante de una cámara semiprofesional marca Kodak y una filmadora que son las cosas más caras que faltaron”, detalló la mujer.

La vecina, aún muy afectada por lo sucedido, contó que los delincuentes sólo “se llevaron cosas pavadas, como bolas de billar que tenía mi hijo guardadas de recuerdo. Pensamos que son menores porque para llevarse esas cosas“.

“Te vas cinco minutos, volvés y tenés todo hecho pelota”, sentenció.

Oscuridad absoluta

A pesar de que los escruches se están convirtiendo en cosa repetida cada semana en la ciudad, en este caso hubo un “factor primordial”, tal como lo definió la vecina. Hubo un reclamo puntual por la falta de luminarias.

“Hace más de tres meses que yo reclamo y reclamo a la Municipalidad la conexión de la luz de calle Balcarce y Estrada. Es un foco que se quemó. En la calle de atrás, entre Estrada y Videla, no hay ni un foco, ninguna columna de luz, es una oscuridad tremenda toda la noche. Pueden entrar por el patio con toda impunidad”, señaló la mujer.

La mujer se mostró visiblemente afectada por lo sucedido: “Hace dos noches que no duermo, es una tristeza enorme, lo lamento pero es así. Soy una persona que fui educada con el sacrificio, con ganarte la vida con tu trabajo, y que vengan dos nadies, te roban y te quitan lo poco que uno puede tener”, dijo llorando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *