SanCor gestiona un crédito de más de USD 400 millones para salvarse

Así lo informaron fuentes vinculadas al sector lácteo. Si no lo consigue, no se descarta una posible venta. SanCor gestiona un crédito de más de USD 400 millones y sigue sin realizar declaraciones públicas, aunque habría optimismo en llegar a una solución. En un escenario incierto, crece la preocupación de productores

Fuentes vinculadas al sector lácteo confirmaron que SanCor gestiona un crédito por 450 millones de dólares que le permita salir del ahogo financiero por el que atraviesa. Si se la pone en contexto la cifra sería similar al pedido de endeudamiento que realizó Santa Fe para la realización de obras en toda la provincia.

Según la fuente consultada, solo faltaría el “visto bueno” por parte del mandatario nacional y habría cierto optimismo por parte de los directivos en llegar a un acuerdo y que de esa forma el plan de refinanciación tenga buenos resultados. La venta del 90% de los yogures, postres y flanes de SanCor, a cambio de 100 millones de dólares, a Vicentín no alcanzó para dar solución a los problemas de fondo.

La falta de recursos para pagarles fundamentalmente a sus proveedores y productores de leche, es el principal inconveniente. A muchos de ellos les siguen difiriendo los pagos y esperan que llegue el mes de marzo para cobrar la leche que entregaron durante el mes de diciembre del año pasado.

Desde SanCor Cooperativas Unidas Ltda. señalaron que cuando “tengan algo que comunicar, lo harán a través de los mecanismos oficiales”. La empresa láctea prefiere mantener el silencio con respecto a su situación económica y financiera. Igualmente, eso no la mantiene afuera de todos los rumores y de las versiones que ponen en duda el futuro de una de las compañías más grandes e importantes del país.

Las semanas que se aproximan serán claves para definir el porvenir de la empresa. Así también lo entienden los productores, quienes más allá de no conocer la real situación de la compañía, admiten un escenario complejo y delicado.

Durante los primeros días de febrero, un director de la cooperativa planteó dos alternativas: “la refinanciación o la venta”. Las declaraciones radiales no cayeron bien en SanCor, quien en los días posteriores salió a aclarar que la láctea no estaba a la venta. Mas allá de eso, las posibilidades se limitan en el caso de que la empresa no logre acceder a semejante suma de dinero.

Los tiempos corren y muchos de los referentes del sector estiman que las definiciones deberían llegar en el corto plazo y que no se debería extender de dos o tres semanas.

Preocupación en el sector

El presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de Santa Fe, Gustavo Vionnet, hizo referencia a la preocupación que reina en el sector. “Hoy SanCor se encuentra en una situación sumamente crítica. Es una empresa que lleva muchos años complicada económicamente, financieramente y que recibió muchas ayudas del Estado nacional. Que tuvo muchas oportunidades de sanearse y no lo hizo. Se está retrasando en los pagos a productores. Es una enorme preocupación la que se está teniendo; los tamberos y también los proveedores de insumos”.

“Hay que entender que hay más de mil tambos que son socios de SanCor. Sería un momento de caos si la empresa deja de absorber leche.

Sobre el impacto que podría tener una crisis terminal en la láctea, indicó: “Hay que entender que hay más de mil tambos que son socios de SanCor y si no son socios, una parte de la producción les venden a la cooperativa. Sería un momento de caos si la empresa deja de absorber leche. No porque no haya capacidad de absorber esa leche, porque hay faltante en Argentina, sino que al problema lo tendrían los productores que tienen que soportar tantos meses de crisis”.

En tanto, desde la Mesa de Productores de Leche de la provincia de Santa Fe pusieron en duda la factibilidad del crédito que está gestionando SanCor. Marcelo Aimaro, titular de la entidad, expresó: “Los datos que nosotros tenemos es que la cooperativa debe más de lo que tiene. Entonces, con qué avalás un crédito de 400 millones de dólares. Ojalá SanCor lo consiga y pague”.

Según Aimaro, la láctea es prácticamente insostenible, ya que vendió la mayoría de sus productos y mantiene a todo su personal. “No hay forma de seguir de esta manera. Hay productores que no cobraron cheques de diciembre. Muchos se preguntan cómo continuar así y se plantean la posibilidad de irse. Nosotros lo que menos queremos es que desaparezca SanCor porque es un emblema, pero lo vemos con mucha preocupación.

Fuente: Diario Uno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *