Esta semana anunciarían el salvataje por 450 millones de pesos a SanCor

Salvataje a SanCor por 450 millones de pesos. Se trata de un plan calibrado entre funcionarios nacionales y la empresa por seis meses. El acuerdo implicaría que Atilra acepte bajar el costo laboral y que la cooperativa consiga un comprador

Algunas de las versiones que circularon la semana pasada por diferentes medios comienzan a hacerse realidad. Fuentes provinciales confirmaron que entre el martes y el miércoles de esta semana se estaría anunciando la conformación de un fideicomiso por 450 millones de pesos, cuya administración estaría a cargo de un referente del gobierno nacional, aunque todavía se desconoce quién será esa persona. La empresa arrastra arrastra una deuda de US$ 300 millones.

Los productores que se quedaron dentro de la cooperativa van a comenzar a cobrar la leche entregada en tiempo y forma (algo que no venía sucediendo). En tanto, aquellos que decidieron dar un paso al costado estarían cobrando dentro de los 180 días.

El préstamo fue autorizado por los integrantes del Comité Ejecutivo del Fondo para el Desarrollo Económico Argentino (Fondear). Se trata de un programa del Ministerio de la Producción tendiente a destinar créditos a pymes de sectores estratégicos con tasa bonificada.

El objetivo principal es normalizar el funcionamiento de la mayor cooperativa láctea argentina, con vistas a un eventual traspaso a manos privadas en un plazo que posiblemente se extienda seis meses.

Según indicaron, las plantas de Santa Fe formarían parte de la reestructuración que estaría realizando la empresa, sosteniendo la producción de todas las plantas, incluyendo las que no están actualmente en actividad. El compromiso de SanCor es avanzar con una reestructuración que consolide los números de la empresa con vistas a la incorporación de un posible socio extranjero.

Se trata de un acuerdo en el cual todos saldrían bien parados, al menos por el término de seis meses. Para la Nación sería un desahogo teniendo en cuenta que el 2017 es un año electoral. Para la cooperativa significaría continuar un proceso de negociación con privados, interesados en comprar una empresa que se encuentra en actividad.

Para los trabajadores, significaría mantener los más de 4.000 empleos, aunque este último punto se estaría garantizando bajo el cumplimiento de algunos condicionamientos que podrían afectar el acuerdo paritario de este año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *