Policía y gendarmes detenidos, acusados de integrar banda narco

Policía y gendarmes detenidos, acusados de integrar banda narco. Las capturas se concretaron en el marco de 23 allanamientos. Hay otras cuatro personas capturadas. Hubo secuestro de estupefacientes, vehículos y dinero.

Un policía santafesino quedó detenido este miércoles, acusado de liderar una banda narcocriminal junto a dos gendarmes, los que también fueron apresados en distintos allanamientos ordenados por la Justicia Federal.

La captura de estos individuos se produjo en la madrugada, en el marco de una operación conjunta realizada por agentes de la Policía de la Investigaciones y de la Gendarmería Nacional, quienes concretaron más de una veintena de allanamientos en territorio provincial y en Buenos Aires.

Todo comenzó pasada la medianoche del miércoles, cuando los uniformados se concentraron para luego, cerca de las 3:00 horas, lanzar la parte final de una pesquisa que comenzó en 2015.

En total fueron 23 allanamientos que se distribuyeron de la siguiente manera: 12 en la ciudad Santa Fe; 7 en Santo Tomé; dos en Rafaela; uno en Rosario; uno en Sauce Viejo; uno en San José del Rincón y el restante en la localidad de Lucas Bonzi de la provincia de Buenos Aires.

Entre los detenidos figura un sargento de policía santafesino, actualmente en actividad, que fue sindicado como jefe de la banda.

Este sujeto (que guarda parentesco directo con un antiguo jefe de la ex Drogas Peligrosas) actuaba con el apoyo de dos gendarmes y de otras cuatro personas civiles, que también terminaron detenidas.

La investigación se encuentra a cargo del Juzgado Federal N° 2 de la ciudad de Santa Fe a cargo de Francisco Miño; la Secretaría Penal del fiscal Héctor Tripicchio, y la Fiscalía Federal Nº 2 del fiscal Walter Rodríguez, se informó oficialmente.

Parte final

“Podemos decir que esto fue la culminación y el desmantelamiento total de una banda que durante mucho tiempo actuó dedicada al tráfico de estupefacientes. Fue un procedimiento importante y por suerte se le dio un corte definitivo”, dijo hoy el ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro.

También confirmó que la investigación viene desde el año 2015 y que culminó con la realización de 23 allanamientos, “en la capital provincial; también en Rosario y en provincia de Buenos Aires con algo de secuestro de estupefacientes, vehículos y dinero”.

Delincuentes con uniforme

Respecto a los policías detenidos, el ministro opinó que “las fuerzas de seguridad muchas veces tienen inconvenientes con personal que se puede involucrar en actividades delictivas. Pero así también existen los resortes para detectarlos. Tenemos investigadores que no les tiembla el pulso para detener a delincuentes. Y si esos delincuentes visten uniforme, son delincuentes con uniformes, no son policías. Con lo cual nuestra policía tiene la orden de avanzar sin piedad con esos casos porque tenemos que actuar con ejemplaridad.

“Fue una investigación muy compleja que llevó más de un año. Abarca una de las organizaciones más importantes que tenía la zona central, con ramificaciones en otros puntos del país”, explicó el subsecretario de Investigación Criminal de la provincia, Rolando Galfrascoli, en declaraciones a la prensa de Rosario.

El funcionario provincial confirmó que en los allanamientos fueron secuestrados celulares, armas de fuego, dinero en efectivo, drogas y vehículos. Los operativos fueron realizados en conjunto con las fuerzas nacionales y provinciales.

Fuente: El Litoral

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *