El impacto ambiental de la crisis de Oil en la refinería de San Lorenzo

El impacto ambiental de la crisis de Oil. especialista explicó cuáles son los inconvenientes que genera el parate de la empresa. El gremio de empleados petroleros afirma que la refinería “es un peligro”

La refinería Oil Combustibles de San Lorenzo está atravesando una crisis que podría llevarla a la quiebra. En ese sentido, los problemas no son sólo económicos o laborales sino que trae aparejado impacto en el ambiente.

Al respecto, Cecilia Bianco, ingeniera mecánica y coordinadora del área tóxica del Taller Ecologista que vive en el Cordón Industrial, comentó  las complicaciones que genera.

La empresa contiene materiales de riesgo y la suspensión de la actividad puso en alerta la seguridad ambiental de la zona. Por ende, la especialista explicó que “tiene que haber un plan de desalojo que está establecido por la ley provincial”. Y comentó que “no hay un seguimiento de la calidad del aire del Cordón Industrial”.

De hecho, se registraron problemas con los gases ya que, según contó Bianco en el programa radial El cuarto poder, “los vecinos han dicho que les provocan dolor de cabeza, picazón, ojo y nariz“.

Otro de los problemas se encuentra en las napas ya que “había alrededor de 150 bombas que extraían el combustible” y “es algo que tiene que ser mantenido sino va a seguir esta contaminación”. La conclusión surge de un estudio de hace un año que abordó el impacto de las principales refinerías del país, entre las que está la de San Lorenzo.

La refinería “es un peligro”

Lo advirtió el secretario general del gremio de empleados petroleros, por el riesgo que implica tener paralizada la planta. Piden no castigar a los empleados por los errores de los empresarios. “Los nuevos dueños hicieron lo mismo que Cristóbal López”, cuenta.

“La empresa está totalmente paralizada, se han parado los hornos, y ya nos avisó que no tienen para pagar los salarios a fin de mes”, indicó por Todo Pasa Rubén Pérez, secretario general del Sindicato Unido Petroleros e Hidrocarburíferos (Supeh). Mientras tanto, hay escasez de combustible en la región cercana.

Según ambientalistas y el propio gremio, en este momento es alto el riesgo ambiental y la probabilidad de que ocurra una catástrofe. “Es un peligro”, dijo Pérez. “Hay combustible parado (que ha quedado como remanente en 200 camiones que están adentro), y sin mantenimiento”. Eso, además, emana gases. Advierten que cualquier foco ígneo o situación provocada dentro o fuera del predio sería un problema mayúsculo.

Fuente: LT 10

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *