Por día, mueren 15 personas de cáncer en la provincia de Santa Fe

Datos oficiales: Por día, mueren 15 personas de cáncer en la provincia. Entre el 2013 y 2015 se registraron 17.119 fallecimientos. Pulmón, mama, colon, páncreas y próstata concentran más del 50% de los casos. Al mismo tiempo, la mayoría de esos tumores pueden ser prevenibles o detectados en forma precoz

En tres años (2013-2015) fallecieron en la provincia 17.119 personas de cáncer. De ese total, 9.025 son varones (más del 52 por ciento) y 8.093 mujeres. Como a nivel nacional, se trata de la segunda causa de muerte después de las enfermedades cardiovasculares, que se encuentran al frente desde hace más de 10 años. Más atrás, le siguen las infecciosas y luego las causas externas (ejemplo: accidentes de tránsito).

Del total de defunciones (hombres y mujeres) el 15,65% fueron por cáncer de pulmón (2.679); le siguen los tumores en colon, recto y ano con un 13,49% (2.310); mas atrás el de mama, con el 9,10 por ciento (1.558). Luego el de páncreas, con el 6,93 por ciento (1.186) y el de próstata, con el 6,01%.

Entre estos cinco “sitios tumorales” (pulmón, colon-recto-ano, mama, páncreas y próstata) se concentra más del 50 por ciento de las causas de muerte por cáncer. Se trata de enfermedades que pueden ser prevenibles (no fumar en el caso del cáncer de pulmón) o detectados precozmente; lo que permitiría iniciar un tratamiento con mayor anticipación y alcanzar una cura con más facilidad. En este sentido, en el caso del cáncer de mama con una simple mamografía puede ser detectable y en el caso del colon-recto-ano, se puede detectar a través de una colonoscopía o a través de un análisis de sangre oculto en materia fecal.

El número de fallecidos representa el 19,8% de las muertes durante el mismo período (103.894 fallecidos). En tanto, la tasa de mortalidad se ubica en 169,3 por cada 100.000 habitantes. Los varones presentaron una tasa general mayor que las mujeres (183,62 contra 155,84 respectivamente).

Si se los discrimina por sexo, el informe señala que en las mujeres, la principal causa de muerte por cáncer es el de mama, con el 18,94 por ciento (1.533). Le sigue el de colon, recto y ano con el 13,37 por ciento (1.082); el de pulmón con el 9,9 por ciento (801); el de páncreas con el 7,87 por ciento (637) y el de ovario con el 3,47 por ciento (281 defunciones). Por último, entre los tres sitios tumorales del útero (cuello, cuerpo y sin especificar) suman 632 muertes, lo que representa un 7,8 por ciento del total de los fallecimiento por cáncer en mujeres.

Por el lado de los hombres, el tumor predominante fue el de pulmón con un 20,8 por ciento (1.877) sobre el total de casos. En segundo lugar y al igual que en las mujeres, se ubicó el de colon, recto y ano con el 13,6 por ciento (1.228). Mas atrás le sigue el cáncer de próstata con el 11,4 por ciento (1.029) y el de páncreas con el 6,8 por ciento de los casos (549 fallecimientos). Como se mencionó anteriormente, se trata de datos que fueron recabados del trienio 2013-2015.

“Atlas de mortalidad”

Los datos surgen del Atlas de Mortalidad por Cáncer realizado por la Dirección Provincial de Información para la Gestión y en el marco de la puesta en funcionamiento de la Agencia Provincial de Control de Cáncer de Santa Fe.

El estudio revela que de los 50 tipos de tumores registrados en las bases de mortalidad, solamente 15 concentran el 81,6 por ciento de las causas de muerte.

El documento incluye un análisis departamental sobre ocho tipos de tumores para conocer cuál es la situación en la que se encuentra cada departamento. La tasa estandarizada de mortalidad compara la relación entre la tasa de mortalidad observada (en el departamento) y una tasa esperada (estándar provincial).

Así, se determinó por ejemplo que en el departamento Vera se encontraron valores ampliamente mayores a la mortalidad esperada en cuanto al cáncer de cuello de útero.

Los resultados del informe se presentan como una herramienta fundamental para conocer las diferencias dentro del territorio. Será el punto de partida para definir las actividades y recursos destinados a la promoción, prevención, tratamiento y recuperación de las personas.

Las patologías varían de acuerdo a edad, sexo y ubicación. Desde la Agencia de Control del Cáncer esperan que el trabajo se convierta en un insumo para la formulación de políticas e intervenciones en el territorio. Por lo tanto, permitirá generar diferentes estrategias a partir de las distintas realidades descriptas.

La directora de la Agencia Provincial de Control de Cáncer comentó que “la mortalidad no se ha logrado reducir en los últimos 10 o 15 años. Vamos a interpelar la calidad de los servicios de salud que prestamos. Es decir, si se realizan los procesos en tiempo y forma, apropiadamente. Si esto no sucede, vamos a trabajar para modificarlo”, comentó.

Con respecto a la información que buscará recoger la agencia, explicó: “Es necesario tener un buen panorama sobre la enfermedad para después tomar las decisiones. Porque los problemas que hay en la urbe de Rosario no son los mismos que hay en Vera o en Rafaela, es heterogéneo. Queremos que estos datos estén a disposición de toda la población”.

Con respecto a la evaluación que realizarán sobre las nuevas tecnologías, profundizó: “A lo largo de muchos años y a una velocidad altísima, se ha incorporado tecnología sanitaria, de diagnóstico y de tratamientos. Eso provocó que los costos de los tratamientos vayan aumentando. En la medida en que más tecnologías de alto costo existan, tanto más ciudadanos de primera y de segunda vamos a tener”.

En este sentido, la funcionaria aclaró: “La idea no es reducir los costos, sino que se gaste bien y en las circunstancias que correspondan. Tenemos problemas no solo con los productos de alto costo, que invaden masivamente y a una velocidad infernal el ambiente técnico, sino también con los de muy bajo costo que de pronto empiezan a faltar porque se dejan de producir”.

Quintanilla expresó además el interés en trabajar en el área de formación de recursos humanos y en una distribución más justa sobre el territorio. “Todos los oncólogos están entre Rosario y Santa Fe y no hay especialistas en el norte. Pasa en cualquier disciplina, terminan en las grandes urbes. La idea es crear las condiciones que faciliten la dispersión de los profesionales”, indicó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *