Fiestas y muerte: La provincia convoca a los Municipios para regular las fiestas electrónicas

La provincia convoca a los Municipios para regular las fiestas electrónicas en todo el territorio provincial. Y evitar así, que los eventos se salgan de control y terminan con víctimas fatales.

Este 2 de enero, una joven de 20 años, oriunda de Rosario, murió en un hospital público dónde había sido derivada en estado crítico tras participar de una fiesta electrónica en la localidad de Arroyo Seco. Según la autopsia, consumió éxtasis. Pero no fue la única víctima, ya que otro joven de 34 años, llegó a su casa después de la fiesta, pero fue encontrado sin vida por sus familiares el día 3 de enero.

Ante este hecho, el Gobierno de Santa Fe convocó a municipios de la provincia para este lunes, con el objetivo de establecer un “piso de exigencias” normativas para realizar fiestas electrónicas y evitar “que se trasladen a localidades con controles más débiles”.

El ministro de Gobierno, Pablo Farías, expresó que “cuando en las ciudades más grandes se ponen más regulaciones, las estructuras de las fiestas se trasladan a localidades más pequeñas, con estructuras de control más débiles”. “Hay que reglamentar eventos con concurrencia masiva, hay que trabajar sobre el factor ocupacional, la hidratación, la seguridad sanitaria de las fiestas electrónicas”, agregó.

En Esperanza

Por su parte, el secretario de Gobierno de la Municipalidad de Esperanza, Alfonso Gómez señaló que “las autoridades provinciales han tomado cartas en el asunto y convocaron a todos los Municipios para clarificar y tener una posición común sobre la temática. Situación que nos parece saludable y responsable porque pretendemos tener un abordaje de estas características”.

“Esperanza viene peleando hace mucho tiempo por esto. Hemos sacado un decreto de nocturnidad para tratar de mejorar la reglamentación y regulación de las actividades nocturnas. Tuvimos un debate muy grande con intendentes, presidentes comunales y concejos de la zona para tratar de unificar los horarios, pero no pudo llegar a buen tiempo porque en Esperanza no nos pudimos poner de acuerdo con el Concejo sobre los horarios topes para que la gente pueda ingresar a locales bailables y a los horarios de cierre”, lamentó.

Ante esta situación, Gómez aseguró que “nos parece saludable que la discusión se dé en el marco provincial, que es mucho más amplio, donde podamos tener un intercambio, para ver cómo se pueden mejorar los controles y los procesos de habilitación para ser más efectivos”.

“Buscamos garantizar que los chicos y lo jóvenes tengan su lugar de divertimento, en un contexto de orden. Que tengan la tranquilidad de que están asistiendo a un lugar que ha pasado por normas de habilitación, y de funcionamiento de la actividad”

“Es importante que la provincia lo vea como una problemática integral”, añadió el funcionario y explicó que de no estar coordinadas las medidas, los jóvenes se trasladan de un lugar a otro. “No lo soluciona un solo Municipio, sino que requiere la coordinación de acciones. Sino después tenemos la migración interna de los chicos; se pone límites en una ciudad y para salir y evitarlos se van a otra ciudad poniendo en riesgo a quienes viajen en la ruta, y haciendo que todo esto sea más complejo y riesgoso”.

Una buena iniciativa. Si bien Gómez aclaró que la provincia no determinó una agenda puntual de subtemas, “hay muchas cosas para discutir, que van desde las habilitaciones hasta el funcionamiento. Hay mucho par discutir, el horario es un tema más porque es uno de los puntos que garantiza poder mejorar los controles porque no es lo mismo controlar gente desde las 23:00 hasta las 6:00 que si uno lo tiene concentrado y puede trabajar coordinadamente en ese momento que si lo tiene abierto es un ingreso y egreso permanente”.

Y agregó el tema de los horarios “puede tener una ley provincial que nos regule a todos para poder estar todos en la misma situación y no lo que sucede hoy que Santa Fe tiene un horario tope de ingreso, San Carlos tiene otro, Esperanza tiene otro, Galvez otro. eso genera una problemática complementaria que debe ser analizada”, concluyó

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *