El norte provincial se inunda mientras el pronóstico anuncia más lluvias

El norte provincial se inunda. A los graves problemas hídricos en el sur provincial, se suman todo el cordón noreste y la zona de los Bajos Submeridionales, que se encuentran en estado desesperante. Poblaciones rurales y ribereñas padecen por igual los excesos pluviales. Protección Civil y municipios asisten a afectados. En Reconquista, el Rey ya desbordó.

El Servicio Meteorológico Nacional anuncia para los próximos días el regreso de las precipitaciones a la región norte de la provincia. Ese panorama climático no hace más que sumar preocupación al ya desesperante cuadro que atraviesa todo el sector alto de la Bota como consecuencia de las excesivas precipitaciones otoñales.

Además de las lluvias registradas en el sur chaqueño, que escurren hacia Santa Fe, las caídas en suelo norteño superaron los promedios habituales. Los pisos tienen saturada su capacidad de absorción y, así, pueden observarse cómo se forman espejos de agua por doquier, muchos de ellos cercanos a cascos urbanos.

Desde Vera al norte, por la Ruta 11 y por la provincial 3, las banquinas están casi de bote a bote. Lo mismo ocurre con arroyos y cuencas menores, la mayoría desbordados en kilómetros a la redonda.

La red vial de calzada natural que atraviesa vertebralmente el interior septentrional de la provincia es sólo un recuerdo. Las trazas están hechas trizas, son virtuales picaderos por donde no circula más que gente a caballo. La escasez histórica de inversiones en infraestructura caminera de peso, se siente, y mucho.

Diluvio en Florencia

La noticia de la semana que pasó fue Villa Ocampo. En la ciudad cañera, una descomunal y repentina lluvia de 150 milímetros inundó sectores de la cuadrícula urbana y obligó a suspender las clases.

Pero esa contingencia se vio superada con creces en Florencia. En la localidad que limita con Chaco, las abundantes precipitaciones ocurridas en las últimas semanas dejaron decenas de evacuados y daños materiales.

Germán López, a cargo del operativo llevado a cabo por Protección Civil explicó que “se concurrió a la localidad de Florencia, donde se dieron lluvias de más de 228 milímetros, de los cuales 130 se produjeron en tan sólo tres horas. Nos entrevistamos con el presidente comunal, Rubén Quain, quien nos comentó que ingresó mucha agua por la zona oeste, dejando tres barrios anegados.

Asimismo, especificó que el Samco de la localidad llevó a cabo controles sanitarios y que fueron 55 las familias afectadas. “Se puede observar que el agua entró en varias viviendas pero, pasadas las horas, bajó dejando sólo barro. Si bien en un salón se encuentran tres familias viviendo, vale aclarar que estaban en esa situación mucho antes que lloviera”.

Por último, López informó que “se recolectaron diferentes donaciones provenientes de instituciones, que fueron organizadas por varios voluntarios. Éstas y las mercaderías se trasladarán a algunos parajes que presentan problemas para acceder por vía terrestre, si no es a través de vehículos 4ž4”.

Vera

En la zona de los Bajos Submeridionales, las lluvias de estación ponen en jaque a los pobladores que son asistidos por equipos de Protección Civil de la provincia, que actúan en interacción con comunas y municipios.

En el Paraje 70-800, enclave rural cuya ciudad más próxima es Vera, debió ser evacuada una familia totalmente aislada, especialmente por razones de salud de dos niñas con principio de neumonía. Llegaron allí dos camionetas de Protección Civil con el apoyo de policía de la Unidad Regional XIX (Vera), tras recorrer unos 80 kilómetros de barro y agua.

En tanto, el coordinador del Plan del Norte, Sergio Rojas, recorrió diferentes localidades junto al subdirector de la Zona Norte de Protección Civil, Daniel Chersich, luego de las abundantes precipitaciones ocurridas.

Rojas señaló que “se hizo un relevamiento en Fortín Charrúa y Fortín Chilcas para ver cómo estaba la situación, dado que ambas localidades se encontraban aisladas porque la Ruta 40 estaba cortada”.

“A Los Amores y las localidades a la vera de la Ruta 3, se trasladaron leche, vacunas, antibióticos, pastillas para clorar el agua y alimentos. En total, hasta el momento se entregaron 1.500 kilos de mercadería no perecedera en bolsones de 15 kilos”, agregó el funcionario. Además, añadió que el operativo proseguirá este viernes, una vez que vuelva a la zona el helicóptero que fuera llevado a la capital provincial para cumplimentar tareas de mantenimiento.

En Reconquista

En la tarde del domingo, el intendente Enrique Vallejos, junto al secretario de Servicios Públicos Gabriel Gasparutti, supervisó la instalación de una bomba extractora de agua ante el avance del arroyo El Rey.

Las intensas precipitaciones que se produjeron en los últimos días en varias localidades del norte desembocaron en una fuerte crecida del arroyo que corre por límite norte de la ciudad. Atento a esto, se organizó con personal municipal la instalación de defensas y colocación progresiva de bombas para prevenir el avance de las aguas en sectores bajos del norte de la ciudad.

Los funcionarios se dirigieron luego a Puerto Reconquista para recorrer zonas inundables e inspeccionar el funcionamiento de obras de terraplenes y defensas que se están ejecutando. Acompañaron esta recorrida el concejal Francisco Sellarés y Cesar Romano, jefe de Bomberos Voluntarios.

Fuente: El Litoral

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *