Santa Fe: Se profundiza la caída de la producción industrial

Según el nuevo informe de Federación Industrial de Santa Fe (Fisfe), hubo una merma en el rendimiento. En Santa Fe el nivel de actividad en la industria manufacturera mostró en el primer trimestre de 2016 los efectos simultáneos de una debilitada demanda, fruto de una contracción del poder adquisitivo, y de restricciones por el lado de la oferta.

Esta compleja coyuntura se manifestó en una disminución en el nivel de producción fabril de dispar intensidad sectorial. La mayoría de las actividades industriales presentaron retrocesos interanuales de actividad, excepto el complejo oleaginoso.

En el primer trimestre de 2016, en la Provincia de Santa Fe

la faena bovina cayó -4,2% interanual,
la actividad avícola -15,5%,
la industrialización de leche -8,5%,
el consumo de cemento -10%,
la producción de acero -17%,
la actividad metalúrgica -9%,
las exportaciones de manufacturas de origen industrial -14,2%.

La dinámica del sector siderometalúrgico, termómetro del nivel de demanda de importantes actividades económicas, revela aquella situación. El complejo contexto de la economía brasileña acorta la demanda externa de la industria santafesina e impulsa importaciones que compiten con la producción provincial.

Esto se complementa de manera negativa con importantes incrementos de costos de producción en parte originados por el extraordinario ajuste de tarifas de servicios elementales. El reciente aumento en el costo del suministro del servicio eléctrico genera mayores preocupaciones e inconvenientes, mientras que los anuncios de futuros aumentos de tarifas y combustibles entorpece la recuperación de las expectativas. El elevado y persistente costo financiero obstaculiza severamente el acceso al crédito a las empresas. A ello se adicionó las pésimas condiciones climatológicas del mes de abril que afectó a numerosas actividades agroindustriales en Santa Fe recortando la recomposición de sus perspectivas.

Sector por sector

 

La industrialización de materia prima en las principales empresas lácteas en la Provincia de Santa Fe finalizó el primer trimestre de 2016 con una apreciable caída. En los primeros tres meses del año la recepción de leche fue de apenas 600 millones de litros, equivalente a un retroceso de 8,5% con respecto a igual período de 2015. Este nivel de actividad sectorial del primer trimestre de 2016 es el más bajo de los últimos seis años. Desde el mes de julio de 2015 la entrega de leche a usinas lácteas santafesinas muestra bajas de -4,9% promedio interanual. Las graves condiciones climatológicas presentes durante gran parte del mes de abril vaticinan para los próximos meses nuevas y más pronunciadas caídas de producción a lo largo de toda la cadena de valor láctea.

El procesamiento de bovinos en Santa Fe desarrollado en establecimientos ciclo I evidenció en el primer trimestre de 2016 un nivel 4,2% menor en relación al mismo período del año anterior. En términos de kilogramos procesados la merma interanual alcanzó a -2,7%, reflejando el alza moderada en el peso promedio de las carcasas. El consumo interno anual por persona se retrotrajo 7,6% respecto al primer trimestre de 2015. En la Provincia de Santa Fe las exportaciones de carnes mostraron en el primer bimestre de 2016 un incremento interanual de 10,1% y 12,2% en valor y volumen respectivamente. El segmento exportador avizora mejores perspectivas.

La faena avícola presentó en la Provincia de Santa Fe una apreciable caída interanual de 15,5% en el comienzo de 2016. Además, las exportaciones argentinas de carne aviar y despojos mostraron en el primer trimestre de 2016 una baja interanual de 37%.

La pronunciada caída de la actividad de la construcción en la Provincia de Santa Fe, -10% interanual en la primera parte de 2016, lesiona la demanda de la industria siderúrgica y metalmecánica.

Las actividades metalúrgicas presentaron en la Provincia de Santa Fe durante el primer trimestre de 2016 una contracción en su nivel de producción del 9% interanual. El 57% de las industrias consultadas manifestó haber enfrentado una disminución en su actividad en promedio de -30% con respecto al primer trimestre de 2015. En el otro extremo el 35% de las fábricas metalúrgicas presentaron mejoras de producción en torno a +23% interanual. La porción relativa de firmas que expresó caídas resultó superior a lo observado en trimestres anteriores. El nivel de utilización de la capacidad instalada en la industria metalúrgica santafesina manifestó en el primer trimestre de 2016 una baja interanual tras ubicarse tanto solo en el 62% de los recursos.

Oleaginosas en alza

La industria aceitera en Santa Fe presentó en el primer bimestre de 2016 una importante expansión. La industrialización de porotos de soja superó las 6,1 millones de toneladas, un volumen extraordinariamente elevado que resultó 48,9% superior con respecto al año anterior. En el mismo sentido, la producción de aceite de soja superó las 1,2 millones de toneladas mostrando también un claro récord de actividad respecto de años anteriores, y 50,6% mayor en cotejo a 2015. Así, el complejo oleaginoso provincial continuó transitando en los primeros dos meses de 2016 el sendero de crecimiento de sus niveles de producción que se manifiesta a partir de segundo semestre de 2013.

Fuente: La Opinión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *