“Seguimos sin poder trabajar y en la ciudad se multiplicaron las fiestas clandestinas”

Seguimos sin poder trabajar y se multiplicaron las fiestas clandestinas“. Así lo manifestaron los titulares de salones de eventos, quienes este jueves le pidieron a la Provincia iniciar la actividad de forma urgente. “Nos encontramos en una situación lapidaria”, aseguraron.

Este jueves por la mañana, en el Salón Amarillo del Ministerio de la Producción, se realizó un nuevo encuentro entre Provincia y referentes de salones de eventos. El urgente pedido de los empresarios del sector, fue habilitar el desarrollo de su actividad que permanece cerrada desde el comienzo de la pandemia por coronavirus.

“Mientras nos prohíban trabajar con eventos sociales protocolizados, se van a seguir multiplicando las fiestas clandestinas”, sostuvieron los referentes del sector.
Sobre finales del mes de enero, propietarios de salones de eventos tuvieron su primera reunión con funcionarios del gobierno provincial tras el pedido desesperado de abrir sus puertas. Tras casi un año con los locales cerrados, el sector puso expectativas en poder volver a activar su actividad, pero las complejidades continúan en pos de un acuerdo.

“Fue un encuentro con un sinsabor más para el rubro. Fue una reunión de dos horas y solamente estuvo presente el secretario de Comercio Interior y Servicios, Juan Marco Aviano. No estuvieron presentes ni el ministro de Producción ni referentes de Trabajo y Salud. En definitiva se pasó a un cuarto intermedio para la próxima semana”, sostuvo Andrés Galván, referente del sector.

Los empresarios, en el nuevo encuentro con Provincia, pidieron la participación en la próxima reunión de autoridades municipales para conformar una mesa de trabajo en conjunto.

El objetivo principal, en el primer encuentro del año, fue el armado de una mesa de trabajo que tenga continuidad en el tiempo para definir protocolos y delinear la reapertura de las fiestas sociales, que se darían en un principio, con los cumpleaños de 15.

Fiestas clandestinas


Nos encontramos en una situación lapidaria, seguimos a este ritmo alargando la agonía. Es imposible seguir con las puertas cerradas pagando los costos de funcionamiento, sueldos de empleados e impuestos”, manifestó otro de los referentes del sector, Alejandro Caveggia, quien además sumó una descripción de la actualidad de festividad en la región: “La triste realidad es que la ciudad está llena de fiestas, pero no de las legales y con protocolos que podemos organizar nosotros, sino de las clandestinas en distintas barrios, inclusive en zona de islas y ríos”.

“Además, tenemos que contener a todos nuestros clientes que no pudieron hacer las fiestas que pagaron en 2020 y que nos piden la devolución del dinero para organizar en quintas las fiestas, pero de forma clandestina con música y baile”, continuó agregando Caveggia.

“Al estar cerrada la legalidad en el contexto de organización de eventos, crece a paso de gigantes la ilegalidad y las fiestas clandestinas. Todos los santafesinos reciben invitaciones a fiestas y festejos de cumpleaños fuera de la norma de legalidad y sin protocolos”, subrayó Alejandro Caveggia y finalizó: “Todo el dinero que los clientes pagaron durante 2020 fue utilizado para pagar servicios y sueldos durante la pandemia y ya no se lo podemos devolver porque apostamos a resguardar las fuentes de trabajo. Nos hemos inmolado por nuestros negocios y nuestros empleados”.Fuente: Diario Uno

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *