Sin clases: la Provincia pide que la negociación “no se contamine con paros”


Sin clases: la Provincia pide que la negociación “no se contamine con paros”. Las paritarias docentes se retomarán la próxima semana tras las medidas de fuerza

La propuesta salarial de la Provincia no conformó de entrada a los gremios docentes Amsafe, Sadop, UDA y AMET y por eso esta semana dispusieron medidas de fuerzas y no habrá clases en las escuelas santafesinas. Desde el gobierno provincial defendieron la oferta que se basa en la cláusula gatillo mensual al sostener que en Santa Fe los trabajadores estatales no perdieron con la inflación con este mecanismo

Según el ministro de Economía, Gonzalo Saglione, los trabajadores estatales ponderaron positivamente el año pasado la “certeza de que no van a perder con la inflación por eso la propuesta de 2019 es la aplicación de la cláusula gatillo”. “Proponemos -continuó- que el salario aumente todos los meses a la par de la inflación, hasta tanto los recursos de la Provincia lo soporten”.

Esto significa agregar una cláusula de resguardo fiscal, por la cual se afrontar dicho pago en tanto y en cuanto los recursos lo permitan, es decir, ajustado a la recaudación. “Es escribir en una cláusula lo que sucede en la realidad, la Provincia no puede pagar si no tiene los recursos”, consideró Saglione quien lleva adelante las negociaciones paritarias con los docentes.

En rigor, lo ofertado por el gobierno es sólo un punto de una serie de aspectos esenciales que los sindicatos reclaman, el principal un aumento porcentual de base que luego se complete si es necesario con la cláusula gatillo. El gobierno argumenta no querer comprometerse si luego no puede cumplir. “Es muy simpático decirte hoy que te voy a aumentar, y después en unos meses decirte que no los puedo cumplir”, sostuvo.

La postura de la Provincia se basa en un fundamento que utiliza a menudo y cree irrefutable: los trabajadores público de Santa Fe no perdieron poder adquisitivo gracias a la cláusula gatillo. “¿Cuántos trabajadores en la Argentina han tenido en los últimos seis meses superior al 30% de sus salarios?”, preguntó de manera retórica.

En cuanto a la medida de fuerza, el ministro consideró que se debería “reconocer que Santa Fe aumentó los salarios mucho más que el resto del país”. “A mi entender -sostuvo- la herramienta del paro no es la más apropiada cuando tenés predisposición del gobierno de seguir dialogando. Los gremios debieran contribuir al diálogo en un espacio que no esté contaminado con el paro, pero somos respetuosos de sus medidas”.

“¿De dónde cobramos impuestos para poder salarios superiores? De trabajadores que han tenido aumentos muy inferiores a lo de un trabajador público, de comerciantes con ventas caídas. La realidad donde está inserta la economía pública santafesina es la realidad que nos viene dada del país. No podemos comprometernos a un monto que no se corresponda a nuestra capacidad de recursos”, sostuvo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *