En Las Colonias, los tamberos arreglan ellos mismos los postes de luz

Rincón de Ávila es un pequeño paraje al norte de Esperanza. Sus habitantes reclaman asistencia porque tienen casi 30 cm de agua acumulada. Mientras esperan, los tamberos arreglan ellos mismos los postes de luz para salvar la producción.

Desesperación y angustia vive el sector agropecuario santafesino a raíz de las reiteradas lluvias que afectan a la región desde los primeros días de 2017. Y mientras esperan un respiro de las lluvias, una lectora del diario El Litoral compartió las imágenes y el relato del difícil momento que viven los tamberos de la zona Rincón de Ávila, en el departamento Las Colonias (Ruta 6, entre Esperanza y Manucho).

“Se perdió la agricultura que se hace para sostener el tambo, se mueren los animales. El panorama actual es devastador y parece que a ningún político le interesa”

“Así están los campos en Rincón de Ávila, tienen casi 30 centímetro agua en la parte más alta. Se perdió la agricultura que se hace para sostener el tambo, se mueren los animales. El panorama actual es devastador y parece que a ningún político le interesa”, expresó preocupada Mónica Becker, hermana de uno de los tamberos de la zona.

En ese sentido, la mujer explicó que la zona está sin energía eléctrica y no todavía no llegó una cuadrilla de la EPE para hacer las reparaciones necesarias.

“No están dadas las condiciones o no tienen los medios. Los caminos están llenos de agua y la poca leche que se saca se tiene que tirar. Los tamberos están arreglando postes que arrancó la tormenta y cables para poder salvar la poca producción del día”, dijo.

“Esto es inhumano los trabajadores de los tambos están arriesgando sus vidas a diario, y además tienen que estar mojados hasta la cintura y embarrados y no por un día o dos, ahora ya van 19 días”, finalizó Becker.

Finalmente, la mujer aseguró que “en abril fueron 25 y sin contar varios hechos más como estos… y después los políticos hablan de generar arraigo en el campo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *