Tristeza: Así están las viviendas en cercanías del balneario

Aunque el agua parece descender en la zona del Balneario Camping Municipal, y así lo demuestran las impresionantes marcas de la crecida en las paredes, las viviendas de la zona aún tienen una importante cantidad de agua dentro.

El panorama es desolador; por donde se mire sólo hay agua y un sin fin de cosas que flotan en ella: sillas, garrafas, mesas, camas, ropa, papeles… el río se lleva todo, sin importar cuánto esfuerzo hayan invertido los vecinos en equipar sus casas.

Aquellos que levantaron por encima del metro sus pertenencias quizás corrieron con más suerte. Las marcas de la crecida se observan en las paredes, mientras los propietarios esperan su descenso, entre la paciencia y la resignación.

Hoy, sábado 16 de marzo, el Salado subió dos centímetros en Emilia (RP 62) y alcanzó una altura de 5,78 metros, más de un metro por encima del alerta técnico. En Recreo (RP 70) se mantiene estacionado en 6,63 metros, a casi dos metros de su alerta técnico, mientras que en Santo Tomé descendió cinco centímetros y llegó a 6,25 metros, allí el alerta es de 4,70 metros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *