Un adolescente rescata perros de la calle y sueña con tener su propio refugio

Marco tiene 14 años, pero –a diferencia de muchos adolescentes de su edad– no le gusta pasar horas y horas jugando a la Play ni viendo la televisión. Desde niño se caracteriza por su amor a los perros, sentimiento que lleva a la acción cada vez que puede, y sus deseos de que ninguno de ellos viva en el abandono.

Para ello, él mismo se dio a la tarea de ayudar a cada perro que ve solo en la calle: se los lleva, les da de beber y comer, los “acondiciona” y les busca una familia para que vivan con ella como un miembro más.

El niño contó cómo fue la primera vez que decidió cambiar la vida de un animal: “Estaba con Franco, mi hermano, cortando el pasto en una casa y vimos una caja que estaba cerca; la abrí y vimos que adentro había tres perritos. Eran cachorros de pocas semanas. Entonces, entramos la caja a esa casa y después fuimos a la casa de Sole, mi cuñada. Llevamos los perritos (ella también los ama) para limpiarlos y darles de comer. Luego les buscamos un hogar a todos”. Ese primer rescate tuvo un final más que feliz porque los tres cachorros fueron adoptados por amigos de la familia.

Como en toda buena familia, cuando uno de sus miembros tiene una acción destacable, los demás acompañan y ayudan. La solidaridad es contagiosa y para Marco la ayuda de su hermano y su cuñada –y el apoyo y entendimiento de sus padres– es fundamental.

nene perros

 

Luego del rescate se inicia la difícil tarea de encontrar una familia que los ame y los adopte. Para ello, lo ayudan mucho su hermano mayor y su novia, quien publica en su cuenta de Facebook las fotos de los perros listos para ser adoptados. Hasta el momento, familiares y amigos abrieron sus corazones a esos canes y otros se fueron con familias que se enamoraron de sus caritas.

“A los perritos que quedaron con gente amiga los seguimos viendo. Está bueno ver la vida que tienen hoy y saber que no terminaron mal, porque la mayoría de los perros que están en la calle y ya son grandes no terminan bien”, se queja Marco, y confiesa su sueño: “Me gustaría tener un refugio de perros, no me gusta que estén en la calle… eso quisiera hacer. Pero lo que me llamó la atención es que la gente hable de lo que hago, porque para mí es normal ver un perro en la calle y ayudarlo. Nunca vi gatitos abandonados, pero si los veo, claro que los voy a ayudar”.

nene perros2

Hace pocos días, el muchacho volvió a encontrar otra caja y la angustia por una tarea que parece nunca acabar se le nota en la voz: “Había cinco perritos de unos 45 días, y la semana pasada encontré a uno solito que tenía apenas 20 días de vida”, aseguró.

Marco dijo que ayuda a los perritos “porque te da cosa ver un perrito chiquito en una caja”. Asimismo, no tiene idea clara de cómo su accionar en San Cayetano, Río Ceballos, Córdoba, trascendió tanto.

“Mis viejos me apoyan mucho, con mi hermano y cuñada somos los que hacemos todo… Mis amigos se enteraron ahora porque habían visto una publicación en el Facebook. Yo me enteré después porque me llamaron para decirme”.

Al finalizar la entrevista, Marco contó con dolor: “Hace unos días, en Córdoba, un perro se murió porque su familia lo dejó todo el día el sol… Sé que por ahí hay una perrera municipal, se dice que iban a sacrificar unos 15 perros y 5 cachorros. Y eso me da impotencia por no poder ayudarlos”.

nene perros3

Una familia orgullosa

La familia que ayuda al niño a salvar a los perros de la calle. Franco, Adriana, Marco y Adrián del Pino.
Adrián es el papá de Marco: “Para mí no fue una sorpresa su actitud, sino todos los comentarios relacionados con esa acción. Me desarmó cuando en un posteo de Facebook lo llamaron ‘ángel'”, dijo en referencia a la publicación que hizo que su hijo saliera de la acción anónima. “Cuando leí los comentarios y el relato de esta chica, me emocioné hasta las lágrimas, porque siento que es buena persona y es lo único que uno quiere”.

Además, contó que “su ídolo es su hermano Franco, una persona fuera de lo común, lo dice medio mundo. Trabaja, estudia, es excelente, y Marco va por el mismo camino. Te cuento que ahora en vacaciones trabajan juntos: hacen parques y jardines, por supuesto que lo hace porque no se llevó ninguna materia”.

Fuente: Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *