Vacunas sí o no: “Quitar la obligatoriedad es un retroceso con serias consecuencias”

El proyecto que propone terminar con la obligatoriedad de las vacunas a menores de edad disparó la polémica. Aseguran que significaría “un retroceso en política sanitaria con serias consecuencias”.

La diputada Nacional por Cambiemos, Paula Urroz, presentó un proyecto de ley que apunta a terminar con la obligatoriedad de la vacunación a menores de edad, otorgándole a las personas a cargo la potestad de decidir la aplicación o no de las mismas.

La iniciativa disparó la polémica y a medida que pasan las horas esta se multiplica. Desde la Sociedad Argentina de Inmunología expresaron su preocupación por la discusión que podría darse en el poder legislativo, tendiente a modificar la actual ley. La entidad considera que significaría un “retroceso en política sanitaria y con serias consecuencias potenciales para la salud de nuestra población y las futuras generaciones”.

Significaría un “retroceso en política sanitaria y con serias consecuencias potenciales para la salud de nuestra población y las futuras generaciones”

A través de un comunicado, la Sociedad expresó: “El sólo hecho de que un niño pueda quedar desprotegido por falta de vacunación representa un peligro social, ya que no sólo él queda vulnerable sino que también pone en riesgo a sus semejantes al no contribuir a la inmunidad general de la población o inmunidad de rebaño”

Por otro lado, recuerda que la vacunación, luego de la potabilización del agua, es el hito sanitario que más vidas ha salvado en el mundo a lo largo de la historia de la humanidad. En este sentido, los programas de vacunación sistemática han permitido disminuir la mortalidad y secuelas producidas por muchas enfermedades inmunoprevenibles que hasta hace menos de 100 años eran un flagelo para la sociedad”

La nota está firmada además por la Fundación Huésped y por la Sociedad de Infectología. “Debido a la vacunación, la región de las Américas ha sido la primera en el mundo en eliminar la viruela, la poliomielitis, el sarampión, la rubéola y el síndrome de rubéola congénita. Al respecto, nuestro país ha sido un pionero al instituir la vacunación obligatoria y gratuita como bien social colectivo mediante la Ley nacional 22.909, vigente desde el año 1983″, agrega el comunicado

Por último, las entidades firmantes ponen a disposición los científicos y profesionales de la salud para “aportar experiencia y conocimientos para lograr decisiones basadas en la evidencia científica, clínica y epidemiológica”.

Fuente: Diario Uno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *