Video desde un drone: La Fragata Libertad zarpó nuevamente

El buque escuela de la Armada argentina partió esta mañana desde Buenos Aires. Es el viaje de instrucción N°45, que incluirá puertos de EEUU y Europa. No sufrirá ningún embargo por el acuerdo de de pago a los fondos buitre

La partida de la Fragata Libertad se realizó a las 8.30 horas desde el puerto metropolitano, desde donde inició el periplo de instrucción número 45, después de que el martes pasado el presidente Mauricio Macri ordenó que saliera al remarcar: “Pueden zarpar tranquilos”, ya que “no volverá a pasar” un embargo del buque, como sucedió en 2012 en Ghana.

Al mando del capitán de navío Ignacio Martín Errecaborde, la embarcación lleva a bordo a más de 300 marinos para realizar un itinerario de seis meses y medio de duración. La tripulación está conformada por una plana mayor de 27 oficiales, 192 suboficiales y 117 guardiamarinas integrantes de las Promociones 144 y 145 del Escalafón Comando Naval e Infantería de Marina y 100 y 101 del Escalafón Intendencia de la Escuela Naval Militar, entre los que figuran dos cadetes de la Armada de Bolivia.

El último viaje del buque fue durante nueve meses en 2014 cuando cumplió un periplo por América latina y el Caribe para evitar posibles embargos por denuncia de un “fondo buitre” y no repetir la situación vivida en Ghana, donde estuvo retenida por 70 días.

Para este año, tras haberse resuelto el conflicto con los holdouts, se planificó una travesía por Brasil, Estados Unidos, Francia, Holanda, Irlanda, España, Italia, Grecia y Uruguay. El 9 de enero de 2013 la entonces presidenta Cristina Fernández recibió a la fragata en el puerto de Mar del Plata, tras haber estado varada en el país africano.

La fragata Libertad dejó Ghana por orden del Tribunal Internacional del Derecho del Mar (TIDM), que el 15 de diciembre de 2012 ordenó su “inmediata liberación” ante un reclamo que impulsó la Casa Rosada contra ese país africano. El Gobierno nacional había acudido al TIDM para que Ghana liberara el buque escuela, luego de que las autoridades judiciales de ese país africano ordenaran retener el 2 de octubre de 2012 el navío ante el pedido de embargo del fondo NML – Eliott Management-, que reclamaba a la Argentina el pago de bonos del default por alrededor de 370 millones de dólares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *